La foto del ‘8M’


Tuitter:@jmfrancas Web: http://sinpostureo.com blog: http://www.noentiendonada.es,  YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber 

Fue la foto de Colón, la que juntó -sin juntar del todo-, a PP, Ciudadanos y Vox, la que acabó con Rajoy al dar alas a Sánchez y su equipo para ir a por todas con una moción de censura que nos llevó de lo malo o lo mucho peor. ¿Será la foro del 8M la que acabará con el mal sueño de que nos gobiernen Sánchez e Iglesias? Es bien probable. Ya sé que no son comparables ambas fotos, la de Colón es mérito del agitprop del PSOE, la del 8M es demérito de ellos mismos. Recordemos que, dejando aparte a Irene Montero y muchas otras personas anónimas al menos para mí, a la luz de la información semisecreta de que la Vicepresidenta Calvo ha dado positivo al coronavirus, ya son cuatro las damas del PSOE, de la primera fila y detrás de la pancarta del 8-M, que han sido infectadas por el maldito virus: junto a la vicepresidenta están Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, Carolina Darias, ministra de su gobierno y Magdalena Pérez Castellón, madre del inquilino de la Moncloa. A todas ellas, y a las anónimas también, les deseo una pronta y completa recuperación.

Cada día saltan a la luz más pruebas de que el gobierno, este de Sánchez e Iglesias, sabia perfectamente la situación vírica de España y el peligro de los actos masivos y, a pesar de ello, convocó, alentó y animó a su prensa afín, casi toda, a minimizar el riesgo y maximizar la necesidad de una gran manifestación para defender a las damas. La Comunidad de Madrid, del PP, muchas de cuyas ‘miembras’ también asistieron a la contagiosa manifa, ya había acordado el 6 de marzo, dos días antes de la temeraria procesión feminista, medidas restrictivas sobre las residencias de ancianos, sus salidas y sus visitas, al saber, como el gobierno, la que se nos venía encima.

Mo entiendo nada. ¿La imprudencia que causa dolor y muerte es justificable? ¿Alguien me lo explica?


1 comentario en “La foto del ‘8M’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *