La suerte está echada


El 4 de octubre Montilla firmó la convocatoria electoral y, el 5 de octubre, el decreto se publicó. Al final, el 28 de noviembre habrá elecciones autonómicas en Catalunya. En este marco, pienso que es muy importante conocer los tiempos y conocer la situación de la que partimos. Es por ello que dedicaré este texto a situar el ‘estado de la cuestión’. En cuanto a tiempos, la proclamación de candidatos será el día 1 de noviembre y, a las cero horas del 12 de noviembre, dará comienzo la campaña electoral que durará quince días y acabará a las doce de la noche del viernes 26 de noviembre.

El sábado 27 será el día de reflexión y el domingo 28 se celebrarán las elecciones al Parlament. La novena legislatura se iniciará, como tarde, el 23 de diciembre y el debate de investidura tendrá lugar entre fin de año y principios del 2011. En aquel momento, empezará la precampaña al Ayuntamiento de Barcelona.

En cuanto a la situación política a día de hoy, según las muchas encuestas publicadas, sabemos que:

1. La sociedad catalana reclama mayoritariamente un cambio de gobierno.

2. La fórmula de gobierno preferida es la de CiU en solitario.

3. Bajan en intención de voto: PSC, ERC. Se mantiene ICV y suben PP y CiU.

4. El doble de catalanes prefieren a Mas frente a Montilla.

5. La comparación entre los dos presidentes de la Generalitat del PSC, Maragall y Montilla, es apabullante en favor del primero: gana por 7 a 1.

Estos son los datos reales en los que hoy trabajan los estrategas de los partidos y, a bote pronto, se entiende . De los temas lanzados hasta ahora en precampaña (la gestión de gobierno, la independencia y el concierto económico), la realidad según las encuestas es la siguiente:

1. Gestión de gobierno: Montilla está convencido de que la gestión de su gobierno supera con mucho el ruido de fondo que le ha acompañado. El problema es que los ciudadanos no lo perciben así. No es que el propio president tenga que negar, al hacer balance de su legislatura, que su gobierno haya sido un batiburrillo, sino que los ciudadanos en las encuestas lo valoran fatal. El grado de desconfianza en el actual gobierno se sitúa en el 78,3%. y es mayoritario también entre los votantes del tripartito. ¿Cabe mayor desastre en la percepción de una gestión?

2. La independencia: después de los años del tripartito y, especialmente, de la presencia de ERC en el gobierno, la independencia está en la agenda política electoral. Si bien la opción independentista hoy no es mayoritaria, las ultimas encuestas muestran que la mitad de los catalanes con derecho a voto podrían votar afirmativamente en un futuro por la independencia de Catalunya. ¿Es posible que crezca aún más esta tendencia en el futuro?

3. El concierto económico: CiU -probablemente porque no quiere o no puede liderar el independentismo- ha lanzado a la campaña la cuestión del concierto y quizá haya acertado. El 77,4% de los catalanes declara su predisposición a votar a favor. Pero, ¿saben los ciudadanos en qué consiste de verdad el concierto?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *