A las cinco de la tarde

A una hora tan torera como son las cinco de la tarde se despidió de la vida política la Teacher de Chamberi. Esperanza Aguirre, en pocos minutos dijo adiós a 34 años de vida política, empezó como concejal de Madrid en 1983 y acabó como concejal de Madrid en 2017. El PP lo remató dedicándole dos escuetos párrafos del comunicado oficial, y el PP de Madrid gastó más palabras pero mucho peor tono. Ha sido Ministra de Educación, Presidenta del Senado, Presidenta de la Comunidad de Madrid… Ha sido de todo… y la despiden en seco.

Buscando los panegíricos sobre ella en la prensa del día después de su adiós político, casi no he encontrado más que diatribas. Lo que hay que ver, leer más bien. Es difícil, si uno quiere ser objetivo, ver el esplendor de la Comunidad de Madrid, comparada con muchas otras, sin recordar a Esperanza. El Metro de Madrid, los nuevos hospitales de la Comunidad, el impulso económico de esta Comunidad, y más cosas que me dejo, son herencia de la Aguirre. ¿No merece una alabanza?

El ejemplar más liberal de la política española se borra del escaparate político por las malas actuaciones de otros a los que ella dio poder. Es políticamente responsable sin duda de ellos, y por eso se va, pero merece no solo un respeto sino un reconocimiento y un recuerdo que no rezume odio o envidia, sino consideración por no decir agradecimiento.

No entiendo nada. El PP, que ya fue miserable con Rita Barberá, ¿ahora lo será con Esperanza? ¿Alguien me lo explica?

3 pensamientos en “A las cinco de la tarde

  1. No voy a llorar por Esperanza. Respeto, todo el que se merece como ser humano hecho a imagen y semejanza de Dios. Crítica abundante y honesta, a diferencia de la que hizo ella.
    Empezando con su legado en la Comunidad de Madrid. Hasta un reloj parado da la hora dos veces al dia. Estaría bueno que luego de tantos años no hubiera hecho nada en una Comunidad tan rica y tan bien cuidada por el gobierno central. Sólo hubiera faltado que la dejara peor que como la encontró. Sin embargo, en cierto sentido eso es lo que hizo. Los hospitales y los metros y todo lo que quieras están muy bien, pero si vienen al precio de multiplicar la corrupción, paso. Las obras algún día quedarán obsoletas, pero expurgar la corrupción puede ser muy difícil y muy largo.
    Esta señora tiene responsabilidades políticas que posiblemente quedan resueltas con su renuncia. No estoy muy seguro, pero lo voy a aceptar. Sin embargo, todos estos años de corrupción tienen consecuencias civiles y penales por las que quiero que responda, porque sus subordinados hicieron horrores. No me creo que no sabía nada sobre lo que era conocido por muchos. Si lo ignoró fue culpablemente. Hay ignorancias culpables e injustificables. Si no cae en el delito de complicidad, del de encubrimiento no tiene escapatoria alguna.
    Si el PP la trata mal o bien eso es cosa de ellos. Rajoy es culpable igualmente de por lo menos el delito de encubrimiento. Tener la cara dura no es delito. El PP se lava las manos de Rato, Rita, Bárcenas y muchos otros simplemente con decir que ya no son del partido. Y aquí no ha pasado nada. Mientras esa organización llamada partido no sea ilegalizada y disuelta no esperanza para la política española. Ser corrupto sale barato, especialmente si eres pata negra.

  2. Dionisio,opinar,juzgar y condenar es muy fácil especialmente para los españoles,que siempre quieren probar plato nuevo y olvidar que lo anterior puede ser perfectible.Corrupción hay en todas partes y la política es un arte de poder conjugar todo lo anverso con el reverso, y eso no es fácil pues el ser humano evoluciona para lo que le dicta su corazón y su razón. Mas bien preoxupemonos de un sector perverso y malévolo disfrazado,llamado Podemos ,que pretende dañar,socavar y destruir la democracia y cultura de España, aparentando y rasgándose las vestiduras tal cual como lo han hecho los mas conocidos personajes Dictadores de la historia del mundo y el mas cercano y reflejo,el Chaviano catarismo,que es quien lo apoya y financia,además del Islamismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *