Mas oasis

mas oujols

Las noticias de hoy que provienen del oasis son para echarse a temblar. Mientras la U.E. se preocupa por Grecia, no dudo que el resultado electoral sea inquietante, una parte nada desdeñable de España copa portadas de prensa con sendas informaciones de vergüenza: El expresidente, padre del oasis, ha sido citado a declarar esta mañana junto a su esposa y tres de sus hijos como imputados en delitos contra la Hacienda Pública y el actual Presidente deberá comparecer en el Parlamento para explicar su relación con los presuntos delitos del heredero político de la saga, clan más bien, Pujol. ¿A nadie se le cae la cara de vergüenza? ¿Los catalanes están dispuestos a convivir con sapos así?

Hasta ahora, Mas se había librado de dar la cara en la Comisión parlamentaria que investiga la trama de los Pujol, gracias a  los votos de la virginal Esquerra que si bien formo parte del tripartito, que hundió económicamente a Catalunya, ha conseguido la aureola de doncella por su apuesta independentista. Pues bien, estos socios de Mas en la carrera hacia el abismo, una vez convocadas las elecciones, dejan de ser socios para ser competidores en gobernar los harapos de lo que fue un rico oasis y, ahí, ya vale todo.

La independencia pasa a un tercer plano y las amistades, o mejor dicho las complicidades, pasan al baúl de los recuerdos. Ahora toca competir por un puñado de votos y Mas y los suyos, los Pujol entre ellos, deberán desayunarse cada día con el recordatorio de lo que presumiblemente han hecho con lo que consideraban su particular cortijo: Catalunya

No entiendo nada. ¿Se pensaba Mas que por conchabar juntos la independencia, Esquerra se olvidaría de echarle en cara la corrupción que pulula por sus gobiernos? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *