¿Nazis?


diputado-ERC-Joan-Tarda_ESTIMA20110922_0127_10

Unos sesenta “empresarios, ejecutivos y profesionales liberales residentes en Catalunya” han firmado lo que se ha dado en llamar la ‘Declaración de Barcelona’; breve texto donde manifiestan su preocupación por dos cuestiones bien distintas. Una, las “nefastas consecuencias económicas” que tendría una segregación de España y la otra, menos material aunque más preocupante, los “peligros de un fervor nacionalista”. La inmensa mayoría de los firmantes están vinculados de una u otra manera a Alemania y es por eso que Tardá, diputado de ERC, en un comentario miserable les ha catalogado de nazis.

Perece muy necesario que el mundo económico afincado en Catalunya levante la voz. No deja de ser curioso que los mensajes privados y casi silentes del ámbito económico catalán se queden en los comentarios de las cenas y comidas privadas cuando los partidarios de la secesión, mayoritariamente ligados al sector público, usan todo tipo de altavoces mediáticos y a todas horas.

No entiendo nada, ¿cómo es posible que el partido de la clase media catalana este empeñado en el suicidio económico de esta región? ¿Le es tan difícil al empresariado catalán dar públicamente la alerta de lo que va a suponer, para sus bolsillos y los de los que de ellos dependen, una teórica independencia? ¿Alguien me lo explica?


5 pensamientos en “¿Nazis?

  1. Algunas veces los partidos como CiU de la clase media al tener en sus filas a líderes que, por motivos estrictamente políticos e interesados, se unen con otros partidos de ideología radicalmente distinta (ERC). Lo que demuestra en estos momentos CiU (la CDC concretamente), es un puro y único interés de mantenerse en la poltrona, cueste lo que cueste. Los empresarios, por otra parte, siempre han sido muy conservadores, les va con ellos muchos intereses, y hasta que no ven las orejas al lobo (ya se las empiezan a ver) no dicen nada en público. ¿Que pasaría si todos los empresarios afincados en Cataluña y/o con negocios allí, alzaran la voz en público sobre las consecuencias nefastas de la independencia?. Lo más seguro es que la gente catalana, que es una gran gente y muy inteligente, posiblemente les daría a estos políticos un hermoso corte de mangas y les dirían algo así como: Déjense de aventuras que no nos llevan a ninguna parte y dedíquense a mejorarnos nustras vida del día a dia, y representenos como deben porque para eso les elegimos.

  2. Bueno, ésto es lo que pasa cuando las cosas se han hecho mal desde un principio. Y este principio fue la Constitución del 1978 donde se dió rienda suelta a este Estado de las Autonomías que es el que nos ha traído hasta aquí. Ahora es muy difícil ; aunque no imposible, solucionar este desaguisado que los tan cacareados “Padres de la Constitución” cometieron, pues tras 37 años consecutivos de adoctrinamiento al pueblo, por parte algunas autonomías sin que el Gobierno central hiciera nada para impedirlo; por el cotrario, lo fomentó no me extraña que estos individuos, tipo Tardá y otros… se crean a pie juntillas las mentiras que sus dirigentes les han contado. El asunto es peliagudo sí, pero no imposible de solucionar… tenemos un gato enfurecido en una abitación al que hay que ponerle su cascabel, el problema está a ver quién se lo pone sin recibir demasiados arañazos.

  3. No son los separatistas catalanes los más apropiados para llamar “nazis” a los alemanes. Jordi Pujol estudió en la escuela alemana en los años 40, época del apogeo del régimen hitleriano en Alemania, y lo que ha estado poniendo en práctica desde que entró por primera vez en el poder son tácticas hitlerianas, comenzando por las técnicas de Goebels y Himler. Las bases las sientan en la enseñanza, con la inmersión lingüística, lo que supone que en la escuela, como me dijo una vez una inspectora, “los niños no pueden escucharte hablar una sola palabra en castellano, incluyendo patios y pasillos”. Después, el resto del programa de “la catalanización de la escuela”, fue la inclusión en las escuelas de la celebración de las fiestas populares, derivando poco a poco a la ideologización, pues una fiesta popular “invita” al profesor a hablar sobre ellas, y siempre he visto alguna deriva política, pues es un paréntesis en el programa escolar, dedicado al adoctrinamiento. Después comenzaron con la edición de los libros de geografía, en los que sólo se habla de Cataluña -cosa que después se empezó a hacer en el resto de España, estudiando en Primaria única y exclusivamente el terruño, fruto de la mala praxis constitucional, derivado del traspaso de las competencias educativas. Ahora tienen un amplio sector de población que ha mamado únicamente el separatismo, desde la entrada en las escuelas a los tres años, y no abre la boca, aunque vea que el mundo se les viene encima. Esto no es, ni más ni menos, que Síndrome de Estocolmo. Han tenido que ser los empresarios extranjeros los que alcen la voz, porque si lo hacen los empresarios catalanes saben que van a tomar represalian contra ellos. Con lo primero que se encontrarían es con la etiqueta de “fachas” y “botiflers” (traidores); después, los cachorros de ERC pueden aparecer en cualquier momento por la sede de su empresa a amilanarlos, e incluso tienen miedo de que su integridad física peligre. Y con las amenazas veladas de éstos y con los energúmenos que acaban de entrar en el parlamento catalán bajo las siglas CUP, seguro que tienen miedo de que les quemen la sede de la empresa, la fábrica, etc.
    La gran sorpresa se la van a encontrar cuando realicen el próximo censo y vean la cantidad de gente que ha abandonado Cataluña. Se van a quedar únicamente con los musulmanes, a quienes darán derecho a voto, les pagarán para que voten lo que les diga, y saldrá el ‘Sí a la independencia’. Pero estas gentes son como ellos, y al día siguiente estarían exigiendo sus réditos: enseñanza del árabe y del Islam en las escuelas. Al tiempo.

  4. Esa es también mi opinión desde que empezó a subir demasiado esta fiebre nacionalista, si los empresarios (que son los dueños de las empresas y proporcionan el trabajo al pueblo) no aclaran su punto de vista ante los demás solo hacen que el engaño sea mas grande y cuanto mas grande peores consecuencias en general.

  5. Fácil es mirarlo desde fuera y atrevernos a decirle a los empresarios catalanes no nacionalistas, que se posicionen, -miedo- es la palabra mas adecuada, los adoctrinados más radicales boicotearán a esos empresarios que se atrevan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *