Notre-Dame


Tuitter@jmfrancas  Blognoentiendonada.es  Webhttp://sinpostureo.com You tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber.

Ayer por la tarde un incendio quemó una de las Catedrales más emblemáticas de Europa: Notre-Dame de París. Las imágenes de lo más espectaculares llenaron pantallas hasta que a altas horas de la madrugada los bomberos dieron por controlado el incendio y se atrevieron a afirmar que el edificio no colapsaría y por tanto era posible una reconstrucción que el propio Presidente francés Macron se ha comprometido a liderar eso si, con dinero conseguido a través de donaciones a pesar de que es el estado francés el propietario de esta catedral y de los demás bienes eclesiásticos. Las crónicas hablan de la desolación de los franceses y de toda la Europa de origen cristiano, así como de ciudadanos de muchos otros países. Fueron muchos los parisinos que velaron durante el incendio alrededor de la Catedral rezando, recordándonos que no solo se quemaba un bien cultural sino una Catedral Católica construida durante años gracias a la fe y al dinero de los fieles de las clases más populares.

Es pronto para analizar las causas, algún accidente fruto de los obras de mejora y mantenimiento que se estaban llevando a cabo, y más para evaluar los daños y el coste de una posible reconstrucción, pero es tarde para haber mantenido en condiciones el monumento más visitado de París para que estuviera en prefecto estado y no con el deterioro que desde hace tiempo diversas instituciones estaban denunciando. En esto, como en todo, es mejor prevenir que curar y si es un bien cultural para todos, deben ser las autoridades públicas las que se responsabilicen de ello. Me cuesta creer que con el presupuesto de Francia, su primer y principal monumento tenga que vivir de la caridad de sus ciudadanos.

No entiendo nada. Aunque para los postmodernos solo sean historia y cultura, ¿No vale la pena mantener bien cuidadas las catedrales? ¿Alguien me lo explica?


1 comentario en “Notre-Dame

  1. Tienes toda la razón, Josep Maria. Poca gente sabe que el propietario de la Catedral siniestradal, como de todas las iglesias de Francia, es el propio estado francés, que las expropió, creo que en la época de la Revolución. En Francia no sirve lo de «acogerse a la Iglesia», para evitar ser detenido. Me conmovió ver cómo los gendarmes sacaban de las Iglesias a los curas de Lefevre, cuando fueron excomulgados, hace años.

    Lo de los incendios «previos» a las reformas de edificios singulares parece ser una costumbre.

    Espero que no encargasen las reformas a la misma empresa que en 1994 «reformó» el Liceo de Barcelona…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *