Nuevo informe PISA

El informe PISA de este año sitúa ‘a nuestro país al nivel medio de la OCDE, que ha descendido. En informe hace especial hincapié en la competencia en ciencia, la comprensión lectora y en competencia en matemáticas, de alguna manera el viejo objetivo de todo buen profesor: saber leer y sumar.

Nuestros estudiantes, dice el informe, no suman mejor pero si leen mejor: algo es algo. En general, se podría decir que no vamos a peor a pesar de seguir estancados en la consecución de un pacto educativo que, dejando al margen la mala politización, ayude a priorizar una ‘enseñanza’ de calidad. Los resultados de este nuevo informe, al menos a mí, me dan a entender que seguimos estacados, como mucho, en la mediocridad. Sigue desgraciadamente confundiéndose la ‘enseñanza’ con un trastero para menores y eso hace que los profesores acaben siendo apenas vigilantes sin autoridad.

No me cabe duda que en ‘enseñanza’, nunca me ha gustado denominarlo educación, la enseñanza es de la escuela , la educación es de muchos más, la clave es el profesorado. En un barracón se enseña, con un profe inútil no se hace nada. Con un sueldo más que discreto, con un apoyo social en mínimos y un casi nulo interés, desde el Estado y la patronal, en que mejoren incentivando su formación continuada, ¿que esperamos? Confiamos 15 años de nuestros menores a educadores que no cuidamos y mimamos sino que más bien despreciamos, ¿tiene algún sentido eso?

No entiendo nada. ¿Qué motivación tiene hoy un profe para dejar la piel en su trabajo? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *