Un nuevo PSOE de izquierdas

Sánchez acaba de ganar el segundo asalto en su conquista del PSOE. Después de una primarias en que nadie daba un duro por el, tiene ya una ejecutiva a su imagen y semejanza. ¿El PSOE a sus pies? Sin duda dependerá de los resultados. Hoy por hoy, en el Congreso ha arrasado, pero los lideres regionales, los varones, siguen resistiéndose a sus encantos. El siguiente asalto son los distintos Congresos regionales, y ahí se verá quien le presenta resistencia y quien aguanta el envite que sin duda protagonizarán diversos sanchistas, para hacerse con el poder territorial y castigar a los que se atrevieron a oponerse al Kan.

Hay quien piensa que el gran problema del PSOE no es solo de liderazgo, sino que en gran parte es de identidad. ¿Que es hoy el PSOE? Si la gran novedad es que es un partido socialdemócrata, poco ha avanzado. Si el gran mensaje es ser de izquierdas, ¿que significa? ¿No lo han sido hasta ahora? ¿Quieren ser medio izquierdas frente a Podemos? ¿Un Podemos pero algo menos? Liderar una sociedad, no es vender motos. Si al final, el nuevo PSOE, son más eslóganes vacíos, no salvaran ni los muebles. ¿Qué tienen que aportar por ser de izquierdas? Ser de izquierdas y ser anti PP, no me parece un gran proyecto que aglutine voluntades. Por sus frutos los conoceréis y pronto, después de los Congresos, veremos sus acciones.

Si además de una indefinición ideológica global, en el tema más grave que nos acecha, la cuestión catalana, la propuesta es el modelo federal, que nada resuelve, y el estado plurinacional que es un sinsentido, ¿que ofrece este nuevo PSOE? La trayectoria de Pedro Sánchez en su primera etapa no hace presagiar nada bueno.

No entiendo nada. Si toda la ideología del nuevo PSOE es competir con Podemos en ser de izquierdas y tener como única meta vital echar al PP, ¿de dónde piensan sacar los votos? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Un nuevo PSOE de izquierdas

  1. Cada vez que alguien critica a la izquierda me pregunto si no tiene algo mejor que hacer. Criticar a la izquierda es perder el tiempo como si se nos pusiéramos a criticar las novelas de caballerías. Lo entiendo como pasatiempo, porque para algunos tiene mucho morbo, pero de ahí no pasa. El Coletas no tiene solidez ideológica ni organizativa para ser una amenaza real. Y sobre el PSOE solo te puedo decir que las resurrecciones solo ocurren en las Sagradas Escrituras. Fuera del texto divino lo único que hay parecido a muertos resucitados son los zombis. El PSOE es un zombi desde 1974. A veces ha sabido ocultar su pestilencia y ha engañado a los socialistas verdaderos, pero la organización es un zombi. Solo tienes que mirar a Felipe G o a “Arfonzo”. Que el PSOE actual tenga como lema “somos la izquierda” es un signo de que están en otra cosa. Cualquier socialista normal puede acabar deprimido.

    Los izquierdistas españoles se han peleado entre ellos más que contra la derecha. Socialistas, comunistas y anarquistas han estado dándose leches desde siempre y así seguirán hasta la Parusía. No son un peligro. El peligro es este engendro que se hace llamar derecha y que hasta tiene la osadía de llamarse centro cuando no son más que una organización delictiva, de la que hay que deshacerse como sea antes de que el desastre sea irreversible.
    Nuestro problema (el tuyo y el mío) es que España sea incapaz de promover una derecha democrática, abierta, transparente, limpia, que no apeste a franquismo, ni a neofranquismo, que controle a los bancos en lugar de que los bancos la controlen a ella, que ponga en práctica la doctrina social de la Iglesia, basada en la meritocracia y no en los enchufes, que promueva el mercado libre y no los monopolios, que use el capitalismo como un instrumento y no como una religión, que defienda a los débiles y controle a los poderosos. Eso que no es el PP, ni Ciudadanos. Ese es exactamente el problema. No sé si alguien ve alguna luz en el horizonte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *