Periodistas en la diana


Tuitter:@jmfrancasWebhttps://sinpostureo.combloghttp://www.noentiendonada.es  YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxgview_as=subscriber

Han aparecido en Barcelona, capital del oasis, pasquines acusadores a seis conocidos periodistas catalanes, el director de E-notícies, Xavier Rius; el redactor de OkDiario,Joan Guirado; la redactora de Crónica Global, Laura Fàbregas; los colaboradores de La Sexta Estefanía Molina y Xavier Sardà; y la redactora de La Vanguardia Mayka Navarro, acusados de ser “terroristas de la información al servicio del Ibex” y “sicarios del poder” recomendándoles que se queden en Madrid. Los carteles son en blanco y negro, contienen las fotografía de los informadores, curiosamente todos no nacionalistas y, faltaría más, son anónimos, sin que a estas horas nadie haya reivindicado su autoría. Si bien el hecho es nuevo, el acoso y violencia hacia los periodistas no es en absoluta una novedad en el ‘oasis’, dónde bajo el lema de “prensa española manipuladora” viene obstaculizándose el trabajo de estos profesionales de manera, desde hace ya tiempo, continua.

Según un informe publicado ayer por “Reporteros sin Fronteras”, “Cataluña se ha transformado en un terreno peligroso para los reporteros que informan a pie de calle sobre el conflicto”, en el se detalla que ya son 50 los periodistas agredidos y destaca el informe que “la intensidad de los ataques a la prensa va in crescendo. De las consignas coreadas y las increpaciones, hemos pasado a los insultos, el acoso y el hostigamiento y, finalmente, a la agresión física”. Parece que la futura república de las sonrisas no se compadece demasiado con la libertad de prensa. A esto habría que añadir para no dejarlo en el olvido como una minoría, siempre, según los nacionalistas, muy minoritaria, jamas representativa del independentismo, pero nunca denunciada ni siquiera condenada por este y habitualmente tolerada, aplaudida, cuanto no avivada, que insultó, escupió y empujo a algunos de los invitados a los Premios Princesa de Gerona cuando intentaban entrar en el recinto dónde la princesa Leonor los entregaba en presencia de los Reyes de España.

No entiendo nada. ¿Qué nivel de democracia tolera el acoso a la prensa? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *