PISA, suspenso


Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.esYouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

Se acaba de publicar el informe PISA, la prueba de la OCDE que mide la competencia de los alumnos de 15 años en ciencias, matemáticas y comprensión lectora, que tiene la virtualidad de que se realiza cada tres años, desde el año 2.000, y su ámbito es mundial. Eso implica que aunque la herramienta, el propio informe, fuera desajustada, serviría para comparar entre países y, sobre todo, analizar mejoras o no en un mismo país. Los alumnos españoles se hunden en ciencias, bajan en matemáticas y no se sabe que pasa en comprensión lectora, dado que detectaron anomalías en las pruebas a un 5% de alumnos españoles y se ha invalidado su publicación. La realidad es que si bien nunca España ha salido bien parada, esta vez hemos ido a peor.

Es conocido que la enseñanza en España se acerca al desastre desde hace ya muchos años y por intentos que se han hecho de mejora, no levanta apenas cabeza. El tema es complejo sin duda, pero el gran error de fondo se remonta al año 1990 cuando Alfredo Pérez Rubalcaba, Secretario General el Ministerio de Educación poco después elevado a ministro del ramo, aprobó la LOGSE y con ella apareció nuestra desgracia. La ley generada en los cenobios de los psicopedagogos, si algo pretende es ‘meter a todos los alumnos en el mismo saco’, huyendo del grave pecado, según ellos, de la segregación, y con ello se consigue que todos los alumnos vayan a la velocidad de los más lentos, con la correspondiente bajada de contenidos y sobre todo de exigencia y así año tras año, hasta que algunos se doctoran… Todos los intentos de modificar la Ley han acabado en nada, hasta la actual LOMCE que intentó revertir la situación pero, las protestas de colectivos de padres, algunos de profesores y el complejo del PP, la dejaron casi en letra mojada. La enseñanza es en España un parking colectivo donde cada año te ascienden a una nueva planta.

No entiendo nada. Si cada uno es cada uno, ¿cómo se pretende educar a todos en rebaño? ¿alguien me lo explica?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *