Poder judicial ¿indepequé?


En plena resaca por algunas sentencias judiciales y por las dudas sobre la actuación del Fiscal General de Estado removiendo fiscales anticorrupción, el duopolio político, no ha tenido ningún recato en repartirse a pachas las dos plazas que había que renovar en el Tribunal Constitucional. PP y PSOE se han repartido el pastel colocando cada uno dos personajes afines a su partido con luz y taquígrafos sin ponerse colorados.

El argumento es bien simple. Según el portavoz del PSOE en el Senado, “Vicente Álvarez Areces, “el proceso tiene toda la legitimidad democrática” y según el representante del PP, José Manuel Barreiro, “los acuerdos alcanzados por la mayoría son necesarios para que el país tenga estabilidad”. Como se puede apreciar ninguno de los partidos representantes del bipartidismo judicial está dispuesto a hacer ninguna concesión en aras de la independencia judicial absolutamente necesaria para una auténtica separación de poderes básica para una democracia real.

Si ya en España, en casi toda Europa, el legislativo y el Ejecutivo son interdependientes, en España el Judicial, a pesar del espíritu de la Constitución, sigue la misma pauta de dependencia casi directa. El órgano que rige la judicatura y que tiene como misión velar por una auténtica independencia de jueces y magistrados frente a los demás poderes del Estado, es nombrado a pachas por el Congreso y el Senado y el Tribunal Constitucional, que sin ser poder Judicial, amén de su función de interpretar la carta magna se ha convertido en sala de última instancia, también sufre total dependencia política.

No entiendo nada. ¿Para qué perdemos el tiempo legislando sobre corrupción si faltando la independencia del poder judicial la corrupción es inherente al sistema? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “Poder judicial ¿indepequé?

  1. Pues no tiene explicación alguna. Y así nos luce el pelo. Vale la pena que este tipo de reflexiones se queden esculpidas en la memoria la próxima vez que vayamos a votar o la próxima vez que se anime a facilitar el gobierno al PP. Ese partido no tiene arreglo.

  2. En los USA un juez federal tuvo la independencia de criterio suficiente como para plantarse ante un decreto de Trump y detener su cumplimiento, y eso a pesar de que ese juez es republicano. Parece que los jueces valoran más su lealtad a la ley que al partido.
    Los jueces de la Audiencia Nacional española han dejado a Blesa y a Rato (amigos y colaboradores de Aznar) en libertad sin necesidad de fianza. Mientras tanto la fiscalía ya está encontrando algo con que entretenernos: la virgen drag del carnaval de las Palmas. Vestigios de la inquisición. Por robar no pasa apenas nada, especialmente si robas mucho, esto no es para pringaos. En cambio, como se te ocurra blasfemar vas a la hoguera sin remedio. Que siga el show. No estoy seguro de si la católica Espanya sabe lo que significa de verdad ser cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *