Política práctica

Artur-Mas-y-Oriol-Junqueras-du_54358124723_54028874188_960_639

No se engañen, desgraciadamente la política no la hacen los idealistas que tienen en mente un modelo de sociedad que ellos piensan es mejor y por la que vale la pena luchar, esforzarse y sacrificarse. La política tristemente se ha convertido sin más en la lucha por el poder y por lo tanto en hacer y decir lo que haga falta para la captura de votos.

Es por ello que los argumentos realistas poco importan. Todos sabían que agrandar el Estado acababa en bancarrota. Y todos sabían que gastar más de los que se ingresa acaba en quiebra. Daba igual hasta que la famosa prima de riesgo –la realidad- dejó claro que ya nadie prestaba nada al que había gastado tanto. En este momento hubo que parar de  gastar para comprar votos.

En la cuestión catalana, pasa tres cuartos de lo mismo y es, sin duda, una lástima. El PP de Rajoy busca cómo conseguir que su interlocutor en Cataluña siga siendo la CiU de Mas, tanto ahora como en el horizonte de la siguiente legislatura. En la política catalana ahora mismo todos se mueven en clave electoral y de poder: Mas solo quiere seguir siendo la primera fuerza y para ello cree que debe conseguir liderar el separatismo a costa de Junqueras, o bien lo hace suyo o simplemente lo vence. Junqueras actúa solo para resistir este último empujón de Mas, ganándole la partida. Los demás ahora mismo son anécdota y solo luchan por sobrevivir.

No entiendo nada. Se suponía que el político, además de ideología, tenía visión de futuro y buscaba como hacer la vida mejor a sus ciudadanos. ¿Por qué se conforman con no hundir su barca en el temporal de la realidad en vez de tener claro el puerto de llegada y conducir liderando la barca para llegar a este destino cuanto antes? ¿Alguien me lo explica?​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *