PSOE contra PSOE


barones

Era previsible, tras otra escandalosa derrota en la que ni siquiera se han ganado a las terroríficas encuestas y dado que Sánchez y Cía no asumen nada de nada, que los ejércitos socialistas se preparan para la batalla.

Me decía un amigo mio, muy curtido en el mundo de la política, que cuando uno aparece en la cúspide de una organización, siempre tiene un plus en alguna característica sobre los demás. Más líder, más influencia, más dinero, mas votos… o simplemente más capacidad de hacer perrerías. Dado que en Sánchez y Cía no acierto a ver ningún plus de virtud, me quedo con la capacidad de dominar las marrullerías.

¿Qué son sino marrullerías, convocar ahora unas primarias y un Congresos express? ¿Qué son sino marrullerías, convertir la ideología del PSOE en un Rajoy si o no sin más? ¿Qué son sino marrullerías, tragar, cuanto no sugerir, a los podemitas, socios de sus principales opositores internos con mando en plaza, que les dejen en la estacada?

No entiendo nada. Si parecía que con Zapatero el PSOE había tocado fondo ¿cómo es posible que hayan buscado un proyecto de líder vacío y de mucha peor calaña? ¿Alguien me lo explica?


Un pensamiento en “PSOE contra PSOE

  1. Ese amigo era muy listo. Me apunto la frase. El PSOE tiene marrullerías desde hace muchos años. Y muchas de ellas atroces. De eso Felipe G sabe mucho. También es marrullería convertir a Pedro en el culpable de que Mariano el Sobre-sueldos no gobierne, cuando el culpable es el del PP por haber dinamitado con su prepotente actitud cualquier posibilidad de negociación. Como es marrullería que el PP se lave las manos diciendo que Rita B ya es el del partido, cuando fueron ellos los que la pusieron a dedo en el senado justamente para salvarla de la quema. Y se quedan tan tranquilos. Y lo que es peor, arrasan en votos en Galicia. Mal andan las cosas. La política en general es marrullera, pero lo de España es como para no creerlo.
    Es interesante que estemos conversando del PSOE cuando está siendo juzgado uno de los iconos del aznarismo por un tema tan negro como las tarjetas black, que no tienen la maldad en el monto sino en la negrura de conciencia de quienes se beneficiaron de la tragedia ajena.
    Cuando algo parece haber tocado fondo, deberías saberlo, todavía queda la capacidad de escarbar para ir más al fondo todavía. Es una de las habilidades humanas que no sabemos apreciar en su exacta medida. Jesucristo la describió bastante bien al hablar de Lázaro y el hombre rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *