Puertas de Europa


inmigracion

La inmigración ilegal es uno de los grandes problemas que hoy tiene Europa. Para muchas personas, y ahí está el gran problema, su única esperanza es entrar como sea en la UE. Por mal que aquí estén, están mucho mejor que en su tierra. Europa, como cualquier entidad, no puede dar opción a que venga el que quiera, fundamentalmente porque la responsabilidad de sus gobiernos es la cohesión social y el bienestar de sus habitantes. En cualquier tema la solución es tan fácil como legislar y hacer cumplir la ley, pero aquí hablamos de personas y el cumplimiento de la legalidad puede hacerles daño.

Lo más justo, tanto para el europeo como para el inmigrante, es que ningún ilegal se salga con la suya: que sea imposible entrar y si uno entra sea devuelto inmediatamente a su lugar de origen. Así de fácil y así de imposible si no hay voluntad política de todos para que así se cumpla.

No entiendo nada. ¿Por qué la UE y su sueca comisaria no dejan de hacerse el sueco y cogen el toro por los cuernos? Si la causa de la inmigración en muchos casos es el despotismo y la corrupción de las autoridades de los países de origen, ¿por qué no se actúa contra estos sátrapas interviniendo sus cuentas en Europa? Dado que los presupuestos son limitados, ¿es justo que en Europa la crisis lleve a miles de familias a pasar hambre y no actuar para controlar en serio la inmigración ilegal en vez de escurrir el bulto? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *