Quim Torra, toma republicana

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Si ya han sido vergonzosas las tomas de posesión de los últimos presidentes de la Generalitat catalana, parece que la de hoy superará la ficción. Que sepa yo, la Generalitat y por ende su presidente, son Estado español en Catalunya, y eso implica que no puede hacer lo que le da la gana.

Si la imagen, en otras tomas de posesión, de un ministro mirando con cara de haba, como la foto del Rey, Jefe del Estado, había sido tapada, ya era insoportable y digna de un gobierno central humillado en plena cara, la de hoy es un escupitajo directo al Estado, al Jefe del Estado, al Gobierno, al Presidente del gobierno y en suma a todos, catalanes o no, los ciudadanos de esta España. Con perdón, con un Presidente de Gobierno con ‘redaños’, este tío no toma posesión de nada. No olvidemos que hasta que no haya tomado posesión el gobierno catalán en pleno,  está vigente el 155 y, por tanto, manda ‘el que nunca manda’.

En un salón de tercera, sin presencia de nadie del gobierno central, sin foto del Rey, sin invitados, con solo la familia, los funcionaros y la prensa afín, eso no es una toma de posesión ni es nada, es lisa y llanamente un paripé insultante con estética republicana.

No entiendo nada. Quim Torra no está a la altura pero, ¿que papel juega en esta humillación el gobierno de España? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Quim Torra, toma republicana

  1. Quien no es capaz de ejercer su autoridad queda deslegitimado, por mucha mayoría absoluta que hubiera alcanzado en su día. Es lo que le pasa al actual PP.
    Un Ministro del Gobierno de la Nación, antes de que comience el acto de toma de posesión en un despacho oficial, debe exigir que antes de que se produzca queden colocadas como establece la ley la bandera de España y la foto del Rey. Y si no se presta juramento o promesa de lealtad a la Constitución y al rey como Jefe del Estado, impugnar allí mismo el acto y no tenerlo por tal presidente de la Generalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *