Raíces de Europa

 

 

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Me llega un titular de la Gaceta de hoy que llama poderosamente mi atención: “Europa, los derechos humanos y la igualdad emanan de la cultura cristiana”, pero más me choca el personaje que se atreve a decir algo tan verdadero pero al mismo tiempo tan políticamente incorrecto, es, ni más ni menos, que  Yuri Korchagin, el embajador ruso en Madrid; si, si, el representante de Putin en España, el líder de la Rusia que siendo la URSS exportó el comunismo ateo a medio mundo. ¿De qué va Rusia? Pienso que es fácil, Rusia es un país con multitud de variantes étnicas y religiosas y en palabras del propio embajador, hablando de esta realidad suya, dice: “en el bosque conviven diferentes especies de árboles, son parecidos pero diferentes al mismo tiempo, pero cada uno se nutre de sus propias raíces y sin raíces muere”. La palabra mágica es raíces. Lo que uno ha sido y debe seguir siendo si no quiere morir como civilización.

Europa, lo que llamamos occidente, hunde sus raíces en el judaísmo, la filosofía griega, el derecho romano y el cristianismo, de ahí salen los conceptos de libertad, dignidad, igualdad, solidaridad y todos los valores que hacen de esta Europa un lugar apetecible y envidiable. Si renunciar a estas raíces ya es triste, avergonzarse es suicidarse.

No entiendo nada. ¿Qué lleva a los europeos a avergonzarse de sus raíces hasta el extremo de negarlas e incluso combatirlas? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *