Recorrido diario. Martes 4 de mayo: El Banco de España sigue predicando en el desierto.


No entiendo nada. Cuenta El País que”El líder socialista de Madrid, es decir Tomás Gómez, al antiguo alcalde de Parla, acusa a Blanco, nada más y nada menos que el Vicesecretario del PSOE, de trabajar para Aguirre. No entiendo porque Gómez le endiña este sopapo a Blanco, es un órdago perdido, tampoco acierto a entender porque El País lo da en portada. De todos modos es su problema. A mí, puestos a escoger cosas que no entiendo y me afectan, me quedo con otra noticia inquietante de el mismo periódico cuando informa que “. La prensa internacional advierte a España de que puede caer en la misma trampa que Grecia”, sintetizando la alarma vendría por las parálisis en las fusiones de cajas, la incapacidad demostrada para reducir el déficit y el impacto del paro galopante en las cuentas públicas. Casi nada. La reacción de Zapatero la describe El Mundo cuando titula en portada “Zapatero cita a Rajoy asustado por el deterioro de la economía”. También intenta explicarlo Público con su texto de portada: “Zapatero invita a Rajoy a defender la solvencia de España”. Pienso que las dos portadas son igual de engañosas y no obedecen a la realidad. Desgraciadamente hoy la solvencia de España esta al albur de la solvencia de Zapatero, y el presidente de turno de la UE hoy ya no tiene ninguna y, lo que es peor, Zapatero no esta asustado por el deterioro de la economía, sino que esta asustado por que se le acaba el tiempo, su tiempo. Sólo quiere hablar con Rajoy para usarlo de amortiguador de los palos que le ven a llover. Ahora mismo el problema de España no es otro que Zapatero, esta por ver si el segundo problema se llama Rajoy, aunque: peor, imposible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *