Samuel Vázquez Álvarez (@guidoprincesa), de @PoliciaSXXI: ‘Todas las policías deben tener dependencia orgánica de interior’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Samuel Vázquez Álvarez (@guidoprincesa). Diplomado en Criminología. Escritor y articulista en Esdiario. Coordinador General de la Plataforma ‘Una Policía para el S.XXI’ (@PoliciaSXXI) y Coordinador Club de los Viernes Madrid.

Tuitter@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com You tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

JMF: ¿Qué es la Plataforma ‘Una Policía Para El S.XXI’?

Samuel Vázquez: El lugar donde se presenta una propuesta para un cambio de modelo policial en España. Existe una nueva realidad delincuencial que ha golpeado a Europa y a la que París, Londres o Bruselas no supieron responder. Está a punto de llegar a España y si no cambiamos el modelo, tampoco sabremos hacerlo aquí. Ahora mismo estamos en una fase donde más que darnos seguridad, se nos dice que estamos seguros.

JMF: ¿Cuál es esa modalidad delincuencial nueva?

Samuel Vázquez: La especialización de las bandas criminales, la internacionalización de estos grupos y la llegada de la ciberseguridad. Nuestro modelo es de los 80, entonces no se orientó a las tareas sino a la estructura, a mantenerla. La operatividad estaba en un segundo plano porque los delincuentes famosos eran robacoches de 18 años. A personas como el torete o el vaquilla se les hacían películas. Se trataba entonces de mantener la democracia por el riesgo de involución, de proteger el edificio. Por eso cuando España se fue atomizando en entes cada vez más potentes, la policía lo hizo también: autonómicas, locales, etc… Y atomizar duplicando y triplicando tareas es nefasto en términos se seguridad, pone en riesgo vidas y haciendas. Nuestro país es muy diferente ahora, pero el modelo no ha cambiado.

JMF: Y, ¿qué hay que hacer para adaptarse a esto?

Samuel Vázquez: Para empezar un cambio estructural, esta es la parte más difícil porque necesita de leyes y acuerdos políticos, en concreto de reformar la ley de leyes en materia policial, la 2/86. Todas las policías deben tener dependencia orgánica de interior, aunque en el despliegue, para la seguridad ciudadana y la delincuencia común tengas unidades territoriales por su conocimiento del terreno, de la realidad delincuencial de cada zona y de la implicación con la población. Estas unidades deben ser iguales en toda España y estar subordinadas a las policías nacionales que se deben ocupar de manera exclusiva de los grandes delitos. No se puede supeditar la eficacia a órganos de coordinación, porque eso implica que queda supeditada a personas. Ahora te sale un Trapero y ¿qué? La eficacia la debe garantizar el modelo. Los otros dos cambios, más fáciles de implementar son el modelo operativo y la carrera profesional, lo que nosotros llamamos procesos de liderazgo.

JMF: ¿Eso afectaría a la dependencia de las policías autonómicas?

Samuel Vázquez: Claro. Las policías territoriales sólo pueden ocuparse de la seguridad ciudadana y la delincuencia común. Lo de los atentados de Barcelona es un escándalo, 4 cuerpos con competencias sobre el terreno, tres con competencias en información: GC, PN y Mozos, y otro más con competencia operativa, los primeros que se desplegaron: GUB, no puede ser. Tienen que devolver competencias y depender orgánicamente de Interior. Si acaso en el despliegue las puedes hacer depender funcionalmente de un órgano territorial, o sí que se apuesta por un modelo centralizado del delegado de gobierno. Es una burrada dejar que en materias como terrorismo o corrupción política tres cuerpos compartan competencias. Bruselas es el polvorín que es entre otras cosas porque hay seis cuerpos de policía en la misma ciudad, esto anula la perspectiva profesional en pro de la política, no nos orientamos a las tareas sino a proteger la estructura. La parte de arriba de la pirámide jerárquica no protege la ley, sino la autoridad, y la autoridad es política, lo hemos visto en Cataluña o en el caso Bárcenas.

JMF: ¿Me estás hablando del modelo de EEUU?

Samuel Vázquez: El modelo operativo americano es nuestra apuesta, el territorial no porque uno de sus grandes problemas es también la atomización. Al acabar la guerra de Vietnam los americanos se preguntan cómo han podido perder, y llegan a la conclusión de que había habido demasiados mandos de gestión tomando decisiones operativas sobre el terreno, así que reorganizan el modelo para que la próxima vez el protagonismo lo tengan los que tienen experiencia de campo, es decir, orientan el modelo a las tareas y no a la estructura. En una sociedad donde el ejercito influye tanto, los cuerpos de policía no tardaron en hacer lo mismo. El resultado es el cambio de la Nueva York corrupta de Serpico y las 8000 violaciones al año, al Manhattan actual por dónde se puede pasear a cualquier hora con tranquilidad, es un modelo de éxito. Los modelos europeos de seguridad están agotados. París está tomada por el ejército, Bruselas es un polvorín y en Londres por primera vez en la historia en el primer trimestre de 2018 hubo más homicidios que en NY, no había pasado nunca. Hay que preguntarse qué queremos para España en los próximos años.

JMF: Y, ¿qué hicieron en concreto los americanos?

Samuel Vázquez: Dos cosas clave: el desarrollo de una carrera horizontal de especialistas que hace que para ascender no se base todo en absurdos exámenes teóricos de absorber y repetir que producen jefes y no líderes, lo vimos en el juicio del 11-M, el jefe de científica se lía con el humo blanco y el humo negro para acabar reconociendo que él no es experto en el tema. ¿Sabe por qué? Porque en España se puede ser jefe de una brigada de policía científica y no haber sacado una huella dactilar en tu vida. ¿Se imagina un jefe de cirugía de un hospital que no hubiera operado nunca? Luego está el desarrollo de una carrera profesional justa donde se empieza el edificio desde los cimientos, desde la calle y se va subiendo en función de méritos especialización y experiencia de campo. Los puestos los ocupan los mejores, no como aquí que se llega a todos los sitios a dedo. Aquí prima el modelo de “puestos de confianza”, y le voy a decir una cosa: la corrupción necesita de muchos cargos de confianza. Los mandos nos escogen a los mejores, escogen a los suyos, protegen su autoridad, si escogieran a los mejores protegeríamos a la gente. Luego está la defensa de la actuación policial y no la permanente creación de sospecha como aquí, es una profesión donde se toma decisiones muy difíciles en muy poco tiempo, si el policía ve que no se le apoya y se le deja tirado, el resto deja de tomar esas decisiones, y pasan a ser funcionarios de intercambiar tiempo por dinero. Una carrera profesional justa impacta en la motivación, eleva la eficacia y por ende optimiza la eficiencia.

JMF: ¿Cómo valoras la llamada ‘Ley mordaza’ del PP?

Samuel Vázquez: La ley es mala, pero por ambigua y por ser muy simplona, se incluyen a demás temas que no deberían ir en esa ley y acabas por levantar sospechas. No es una ley inteligente, pero no por lo de mordaza, para nada es excesiva en sus planteamientos más allá de algunas multas desproporcionadas, lo que pasa es que hoy en día la política está en la dialéctica, en la utilización perversa del lenguaje, y lo de mordaza vende mucho entre algunos colectivos, la habrían llamado así antes de leerla, lo que importa no es el contenido, es que la ha hecho el PP y entonces tenemos que hacer ver que es represiva, es un juego político. El PP y todos los demás cuando les toque hacer otra ley, deberían rodearse de expertos en ciencia policial, y no de personas del establishment institucionalizado que les dicen siempre lo que quieren oír. Yo les dije esto en el Congreso y me acabaron cerrando el micrófono.

JMF: ¿La propuesta de modificación del PSOE es mejor?

Samuel Vázquez: La propuesta de modificación del PSOE es nefasta porque está hecha en clave electoral política, no en clave profesional. Algunos conceptos como la resistencia pasiva ellos la asemejan a pacífica, y ni puede ser, delinquir nunca es pacífico. Si usted llega a casa después de 12 horas de trabajo y en su puerta hay una sentada (concentración) que le impide entrar, usted llamará a la policía, porque es su derecho entrar en su casa a descansar, y la policía debería restablecerle ese derecho, lo que quiere el PSOE es que la policía llegué y si los manifestantes están sentados los demos por pacíficos lo que nos impida actuar, y entonces usted se tiene que ir a dormir a un banco, no puede ser. No hay nada pacífico en coartar la libertad de circulación de las personas por poner un ejemplo, aunque esto se haga con toda la parafernalia progre, es decir sentado y con la manos en alto gritando: somos personas, no somos terroristas. La policía debe ir, avisar de que se va a proceder por la fuerza y, si hay caso omiso, utilizar toda la fuerza necesaria para que usted vuelva a su casa. Eso dejará imágenes fuertes de cargas, y ahí entra el tema político, para un político mediocre sale más rentable criticar la actuación policial, un estadista haría lo contrario pero, ¿cuántos estadistas hay?

JMF: ¿Tenéis una propuesta propia?

Samuel Vázquez: Está dada en la comisión de reforma de la ley donde fuimos invitados por Miguel Gutiérrez de Ciudadanos, ahí están los vídeos.

JMF: ¿Confías en que la atiendan?

Samuel Vázquez: No, de hecho lo sabido hasta ahora va en la dirección contraria, en politizar la ley más que en tecnificarla y profesionalizarla. En mis visitas al Congreso he visto pocas ganas de cambiar las cosas y muchas de hacer el paripé. Mi mensaje además es rupturista, y quién ha construido este modelo durante 40 años se siente amenazado por él.

JMF: Gracias Samuel, desgraciadamente yo tampoco espero mucho de nuestros legisladores. Volveremos a recordárselo, si te dejas, más adelante. Un abrazo.

Samuel Vázquez: Un abrazo fuerte. Muchas gracias. Cuando quieras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *