Sexo, sudor y lágrimas


El próximo sábado entraremos en el día de reflexión. Si nada cambia, deberemos meditar sobre el placer carnal de votar a Montilla o hacer volar nuestra freudiana imaginación con la toalla de Nebrera y, si va a más por estos derroteros de campaña para adultos, no se dónde iremos a parar. Cabe todo con tal de no pensar en la que nos espera, salga elegido quien salga, porque nos proponen El decamerón y nos espera lo mas parecido a Sangre, sudor y lágrimas, futuro bastante alejado de la envolvente del placer tan biológico y barato de la cama, que hoy por hoy, se nos presenta.

A falta del segundo debate electoral, solo para Cataluña –el anterior en precampaña fue el de Intereconomía que se vio en toda España–, y a falta de la semanita que nos espera, estamos viviendo una campaña llena, como es habitual en esta democracia de oferta, de las frases vacías de siempre, del “y tú más”, “que viene el lobo” y ahora empezará el voto útil. Curiosamente, y esto es novedad, sólo los medios de comunicación pinchan a los candidatos para que se concreten sus propuestas. Los distintos partidos, para no perder votos,  salen como pueden del interrogatorio sin importarles un rábano lo que han dicho o hecho en los últimos años. Se trata del arte de no mojarse, y para eso, como no, van de fábula los vídeos señuelo erótico-deportivos de estos últimos días.
Dependemos de la abstención, que rondará un 50%. Del voto en blanco, que se erigirá en la tercera fuerza política, aunque sin escaños. Y del deseado 9% de los votantes, que los expertos calculan, decidirán su voto según la campaña. CiU, con encefalograma plano, sigue subiendo, PSC y ERC caen, incapaces de momento de recuperar su propio voto. PP, Iniciativa y Ciudadanos aguantan posiciones de salida contentando a su público y, los nuevos independentistas, Laporta y Carretero, ven opciones de que la ciudadanía les mantenga un sueldo público durante los próximos cuatro años, que con la que nos espera, no es como para despreciarlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *