Siria. Y yo, ¿qué sé?

refugiados

Sigue la guerra en Siria y sigue el reguero de refugiados intentando entrar en la UE. Sirios en edad militar piden, mientras huyen de su conflicto, que los ciudadanos de otros países intervengan en su guerra. Algunas autoridades políticas y religiosas alertan del peligro de acoger indiscriminadamente ciudadanos musulmanes. El Papa llama a las conciencias de gobiernos y ciudadanos ante una crisis humanitaria descomunal. Líderes políticos que habitualmente van a la suya nos recriminan el no ser solidarios… En fin un galimatías del cual no es fácil salir.

No tengo claro que la guerra en Siria sea entre buenos y malos. No tengo claro que desde fuera haya que intervenir en todas las guerras posicionándonos con un bando. No tengo claro que la solución sea acoger en suelo europeo a los refugiados. No tengo claro que el Islam pueda ser nuestro aliado. No tengo claro casi nada. Yo, ¿qué sé de todo esto?

No entiendo nada. Si sé que no puedo quedarme indiferente pero también sé que ‘no todo es trigo limpio’ y que puestos a ser solidarios, mi conciencia me obliga, ‘prójimos’ abandonados tengo muchos a mi lado. ¿No sería mejor, si hay claridad en intervenir, que desde la ONU, con los cascos azules, se detuviera la guerra y que se atendiera a los refugiados in situ? ¿Alguien me lo explica?

2 pensamientos en “Siria. Y yo, ¿qué sé?

  1. Un excelente artículo, escrito comedido, justo y reflexivo, con un punto de realidad en cuanto a los refugiados que todos los lectores no vemos en publicaciones en distintos medios, -los infiltrados- del estado islámico que puedan haber, detrás de éste éxodo masivo, peligrando nuestra seguridad.

  2. La realidad es tozuda. Por mucho que se nos dice y vemos en televisión, los problemas nunca se trasladan de un país a otro. Sino se afrontan desde la raíz. En Siria hay que intervenir ya con mando de la ONU. Me da pena Europa ,su falta de autoridad, sus gobiernos débiles y pusilánimes. ..y lo que es peor el relativismo del todo vale . No sé a dónde nos va a llevar todo esto. Lo siento por mis hijos.’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *