Tiene bemoles la cosa, sanidad bajo mínimos

No entiendo nada. Catalunya está casi (seamos prudentes) en quiebra técnica. No hay un euro. La verdad es que el actual Gobierno no es el padre ni la madre del desastre. Al tripartido y su líder Montilla hay que otorgarle el mérito. En evidente que alguien les voto, pero también es evidente que no para esto. Dicen muchos politólogos que las elecciones no sirven para encumbrar un nuevo equipo, sino para mandar a paseo al anterior. Si esto es así, el mérito de los actuales gestores fue simplemente ser los únicos posibles.
Es verdad que encontraron un país arrasado, pero también es verdad, que sus ciudadanos eran perfectamente conscientes del desastre. Podrían haber hecho borrón y cuenta nueva, suprimir idioteces, racionalizar gastos, hacer eficiente la administración, salvar -haciendo eficaz- el modelo. Están optando por lo fácil, machacar la sanidad, dejarla bajo mínimos. Ellos sabrán. Ya se equivocaron una vez funcionalizando Catalunya. Esperemos que no ocurra lo mismo en el Gobierno de España, la situación de origen es muy parecida: hartazgo de lo que hay, previsible cambio sea quien sea el que venga. ¿Qué nos espera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *