A todo lujo


1c9ce39dbc40d40f41ba54636cf5cb46El hecho ocurrió en Cascais, cerca de Lisboa, durante el Consejo de la Internacional Socialista y ha saltado a la prensa hoy. La española Beatriz Talegón, secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas, en una alocución improvisada -que triunfa en internet- recriminó a sus mayores multitud de actuaciones no coherentes con lo que el socialismo debe suponer de inquietud social. Les echó en cara, entre otras lindezas, que este tipo de reuniones se “celebren en hoteles de cinco estrellas” y que “los delegados lleguen en coches de lujo”.

No soy de los que cree que la preocupación social es propia de la izquierda. La ideología está en las soluciones que se proponen frente a la injusticia. La izquierda lo intenta resolver con más intervención del estado y la derecha con más libertad del ciudadano. Traigo a colación el hecho porque me parece representativo de la incoherencia en el servicio público. La política está para servir a la sociedad y no servirse de ella.

Mucho tendrán que reflexionar nuestros dirigentes, sean de izquierdas o derechas, acerca de sus comportamientos. Sigo pensando que en muchos casos sus emolumentos no están a la altura, pero estoy convencido que han perdido el sentido de la mesura. No es de recibo el nivel de gastos que, a nuestra cuenta, aceptan como normal. Les daré solo un criterio: gastar en su actividad pública como si pagaran ellos. A todos nos irá mejor.


6 pensamientos en “A todo lujo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *