Tuits miserables


El reciente fallecimiento de Bimba Bosé, en paz descanse, ha vuelto a poner en primera linea el uso miserable de las redes sociales por parte de personajes que corroboran el hecho de que la evolución humana no es lineal,  si bien muchos bajaron del árbol para convivir a ras de suelo, otros emigraron directamente a una pocilga y siguen hozando en ella. Ni voy a hablar de Bimba, que me merece toda la consideración y el respeto, ni voy a hablar de los tuits miserables que sobre ella han aparecido. El fenómeno sobrepasa a la modelo y, probablemente, a la propia red de internet.

De la misma manera que una piedra puede usarse para construir una catedral, puede usarse para aplastarla sobre el cráneo de un transeúnte causándole la muerte. De la misma manera que es miserable, y espero que delictiva, la calumnia y la injuria en internet, lo debe ser en un campo de fútbol como recientemente le ha ocurrido recientemente a Sergio Ramos. No debe haber impunidad en ningún ámbito. Internet, facebook o tuitter, no deben tener la misma impunidad que hasta ahora han tenido los espectáculos públicos.

No entiendo nada. Hemos tardado siglos en aplicar la ley en defensa del honor en el deporte y nos escandalizamos con razón porque no se aplica en internet. Sin elaborar una ley especial, ¿es tan complicado aplicar nuestros códigos, civil o penal, sea cual sea el ámbito? ¿Alguien me lo explica?


3 pensamientos en “Tuits miserables

  1. La decadencia del -humanismo- el respeto por -el otro-, creo que hay que ahondar en los valores perdidos, si no se respeta la muerte, en el que ya no se puede defender, la sinrazón de palabras huecas sin sentido, a ver quienes dicen las palabras más chocantes, las más dolientes, en un camino sin fin.

  2. De eso me libro por no meterme en ninguna red social, que me parecen una forma de perder el tiempo. Sin embargo, estoy de acuerdo en que la aplicacion de las leyes vigentes podria ser suficiente para controlar los desmanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *