Vergonzoso y miserable


rajoy

Los hechos son bien simples. Cuando el PSOE de Zapatero decidió modificar la Ley del aborto y convertirla en una Ley de plazos y en un derecho de las mujeres, el PP no lo aceptó. Apoyado en importantes manifestaciones en la calle, se opuso frontalmente a esta nueva Ley y dado que parlamentariamente no puedo frenarla, presentó un recurso al Tribunal Constitucional. Cuando Rajoy accede al poder era lógico suponer que, al igual que hace el PSOE, revertiera todas aquellas leyes a las cuales el PP se había opuesto. Pues de lo lógico, nada de nada. Sobre la cuestión del matrimonio gay el actual PP aceptó como programa propio, haciéndose prescindible, la resolución del Constitucional y, sobre el aborto, alentó que el TC no diga nada y mientras quiere calmar a sus votantes con la zanahoria de la edad de las menores como aportación definitiva.

Ayer sustituyó a los diputados que no están de acuerdo con la dejación que supone asumir la llamada Ley Aído a pies juntillas y, todo el PP en Comisión, votó en contra de los mismos argumentos en los que habían basado su recurso al Constitucional. La semana próxima, ya en pleno, se verá que, si bien algún diputado del PP prefiere los principios al escaño, el partido como tal asume una vez más la legislación social de Zapatero

No entiendo nada. ¿Piensa el PP, con su actuación vergonzosa y miserable, que los abortistas harán cola para votarles o simplemente es que ha cambiado su acervo ideológico? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *