Yo no soy Charlie

FRANCE-ISLAM-CARTOON-MEDIA -0APO1787.jpg-

La masacre producida ayer por tres terrorista que, al grito de  “¡Alá es grande, Alá es grande!”, asesinaron en París a doce personas e hirieron a diez, cinco de gravedad, en los locales de Charlie Hebdo, pone sobre la mesa varios debates que siguen sin resolverse. El primero, y más importante, es ¿cómo combatir eficazmente el terrorismo?, el segundo, no menor, ¿es esto el Islamismo?, y el tercero, que no debe justificar en absoluto el atentado ni siquiera rebajar un ápice nuestra indignación por este ataque directo a la libertad de expresión, consiste en preguntarnos ¿hasta dónde debe llegar esta libertad? ¿Le pondremos algún límite no por autocensura, basada en el miedo a los violentos, sino por el justo respeto que debe merecernos la dignidad de las personas y sus sentimientos religiosos?

Son debates distintos que no deben mezclarse. Es clave analizarlos independientemente sabiendo que la ventaja de nuestra civilización es esta: sabemos y podemos discutir los límites de una libertad e incluso equivocarnos en definirlos y lo hacemos sin violencia ni coacción.

Dejando al margen hasta qué punto es libertad de expresión el insultar o el reírse de los sentimientos de otros, yo no lo haría ni justificaría nunca y por eso “no soy Charlie” si estoy dispuesto a solidarizarme con el que lo hace por equivocado que esté, estoy con Charlie, aquí el problema que se plantea es de legítima defensa: no podemos ni debemos aceptar la coacción de la violencia ni siquiera contra el que no piensa como yo. Me sumo a Voltaire cuando afirmó: “Estoy radicalmente en contra de lo que usted dice, pero defenderé hasta la muerte su derecho a expresarlo”

No entiendo nada. Además de grandes muestras de consternación, ¿está occidente capacitado para coger el toro por los cuernos y convencidos de que nuestra civilización no relativizar los logros en derechos y deberes que nos han hecho libres? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Yo no soy Charlie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *