El Brexit y Gibraltar

El Brexit sigue adelante y eso supone que, al dejar el Reino Unido de ser parte de la UE, la colonia de Gibraltar también queda fuera de la Unión. Eso sitúa a España, que sí lo seguirá siendo, en una posición muy distinta a la anterior. Deberíamos conseguir que la reivindicación sobre Gibraltar ya no fuera solo española sino también de la UE, no olvidemos las resoluciones de la ONU sobre el proceso de descolonización, la ocupación ilegal del Istmo donde se ubica el aeropuerto y el establecimiento y ampliación de las aguas territoriales del Peñón. De momento parece que la UE otorga cierto derecho de veto a España que debe negociar en nombre de la Unión sobre la cuestión particular Gibraltar. Hay quien equipara el problema de la frontera entre las dos Irlandas y la cuestión de la frontera gibraltareña, nada que comparar. Allí son dos países soberanos, uno de la UE y otro no, aqui es la Unión frente a una colonia ocupada.

Por lo que parece de momento, quizás ya es definitivo, la cosa quedará en la creación de un “comité coordinador” que velara por asuntos como: tabaco, pesca, medioambiente, transparencia fiscal y protección de intereses financieros de ambas partes y así concreta que España y el Reino Unido deberán establecer un “sistema de cooperación administrativa para luchar contra el fraude, el contrabando y el lavado de dinero y que resuelva los conflictos fiscales”. Si eso forma parte de una estrategia para convencer a los gibraltareños de la conveniencia de su integración en España, haciéndola atractiva, vamos lentos pero bien; si eso es aceptar una vez más la situación de hecho de un Gibraltar británico habremos hecho el imbécil.

No entiendo nada. Si Gibraltar es Español, ¿no es ahora el momento de que nuestro gobierno se ponga serio? ¿Alguien me lo explica?

Adiós coches

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Me he permitido titular siguiendo la moda de anteponer el corazón, o mejor las vísceras, a la cabeza, como hace este gobierno y multitud de personajes y colectivos que disparan sin siquiera saber a qué. El ejecutivo acaba de filtrar el borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, dónde plantea rebajar un 20% las emisiones de CO2 en 2030 y que al menos un 70% de la electricidad sea renovable en base, entre otras cosas, a vetar la venta de vehículos de combustión (diésel, gasolina e híbridos) en 2040 y a prohibir su total circulación a partir del 2050, y esto supone entre otras muchas cosas que los coches clásicos deberán quedarse en las cunetas. Al conocer esta filtración, que ya veremos en qué queda, diversas patronales han alertado del coste en puestos de trabajo que pueden tener estas propuestas y de, una vez más, la ausencia total de cálculos económicos y análisis de las consecuencias de los ‘globos sondas’ del gobierno que ya consiguieron casi hundir la venta de coches diesel.

La realidad es que de la misma manera que mi título es una exageración, habrá coches, la propuesta del gobierno es una quimera, ¿cómo se va a prohibir circular con un coche clásico por todas las carreteras? ¿Da tiempo en treinta años cambiar de arriba a abajo el parque móvil de toda España?  Y, como no, las alertas de la patronal, son otro desatino. Estamos hablando de 30 años, ¿cuántos coches había en España hace treinta años? ¿Cuántos coches circulan ahora que lleven treinta años matriculados? ¿Alguien sabe que pasará en treinta años?

No entiende nada. ¿Es mucho pedir al gobierno y a los distintos estamentos, periodistas incluidos, seriedad y profesionalidad en sus declaraciones? ¿Alguien me lo explica?

Jusapol: equiparación ya

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Hoy se vota en el Pleno del Congreso de los Diputados si se admite a trámite la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por Jusapol para regular, por ley, la equiparación salarial entre los distintos cuerpos de seguridad y subir las retribuciones de policías y guardias civiles para disolver la brecha salarial, igualándolos a los cuerpos autonómicos donde sus respectivos gobiernos han ido, como en casi todo, por libre y al alza y el Estado no ha ido y lo ha dejado a la baja. El gobierno en el fondo sabe que desde siempre la Policía y, no digamos la Guardia Civil, traga todo con casi nada.

Más de 25 años de desigualdad claman al cielo y, ya en la tierra, claman a las Cortes Generales y a los diversos gobiernos: Una brecha de 600 euros brutos al mes que sigue aumentando, más desigualdades en el trato de las horas extras, asistencias a juicios en días libres, pagas extraordinarias, abandono de los más de 13.000 compañeros de Segunda Actividad y reserva y la consiguiente merma en la jubilación, hacen que España trate fatal a los que nos defienden.

El acuerdo entre el Gobierno anterior, que el actual ha hecho suyo, y diversos sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil, fiaba la solución a medias y a largo plazo y Jusapol la quiere ya. Estamos hablando de un coste de poco más de 1.500 millones de euros, pero no solo es dinero, es ser justo con aquel que por nosotros deja el pellejo cada día.

No entiendo nada. Cuando todos los partidos ponen el grito en el cielo por la brecha salarial hombre mujer, ¿tiene sentido que la brecha entre una y otra policía, que si depende de los políticos, siga abierta? ¿Alguien me lo explica?

Dependencia judicial

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Si nadie lo remedia la renovación politizada del Consejo General del Poder Judicial se va a perpretrar una vez más por ‘consenso’ entre partidos, esta vez entre el PSOE y el PP. El Consejo está formado por veinte vocales más un presidente que lo es a la vez del Tribunal Supremo. Si bien de los veinte vocales del organismo, doce deben ser escogidos entre jueces y magistrados y los otros ocho entre «juristas de reconocida competencia» esto no quiere decir que los elijan ellos, sino que al tener que ser “nombrados” por el Rey y “elegidos” por las Cortes Generales, Congreso y Senado, se reparten sin más entre los partidos. Al Presidente, sin embargo, lo elige el pleno del Consejo, los veinte vocales, pero curiosamente también forma parte del reparto político. Todo legal, pero todo pringado por la política. Esta vez el acuerdo alcanzado por los partidos, de momento PP y PSOE, ha consistido en que de los veinte, once serán de izquierdas, propuestos por el PSOE, y nueve ya veremos a propuesta del PP; el Presidente, que deben elegir entre ellos, ya está decidido, y será de lo que sea, a propuesta del PP y punto pelota.

El Consejo General del Poder Judicial según su propia página web “es un órgano constitucional, colegiado, autónomo, integrado por jueces y otros juristas, que ejerce funciones de gobierno del Poder Judicial con la finalidad de garantizar la independencia de los jueces en el ejercicio de la función judicial frente a todos” y entre sus funciones la fundamental es la de Gobierno del Consejo que “versa sobre materias tales como los nombramientos, ascensos, y traslados” es decir una función casi total en el ámbito del poder judicial. O sea es un órgano ‘dependiente’ de los políticos que tiene que velar por la ‘independencia’ judicial y que nombra a todos los diversos jefes de la administración de la justicia… y después algunos hablan de la independencia de los tres poderes…; suena a cachondeo.

No entiendo nada. ¿Dónde está la independencia del poder judicial si deciden todo entre los partidos políticos? ¿Alguien me lo explica?

Errejón, tres comidas en Venezuela

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Me he tomado la molestia, una vez más, de ir a las fuentes y rescatar de internet la entrevista completa que Iñigo Errejón concedió a ‘The Clinic’, portal chileno, donde el denominado ‘cara de buen niño’, se lanza a tumba abierta a pontificar sobre Venezuela; desgraciadamente el político no hace como yo y no recurre a las fuentes, cuando sin rubor aparente, la procesión igual va por dentro, afirma falsedades tan evidentes como que: “El proceso político en Venezuela ha conseguido inmensos avances en una transformación de sentido socialista, inequívocamente democrática, donde se respetan los derechos y libertades de la oposición, que dicen todos los días por casi todas las televisiones que viven una dictadura…”, lástima, como el ‘Foro Penal’, Asociación Civil Venezolana, alerta, de los 232 presos políticos que, a día de hoy, hay en Venezuela y de los 134 fallecidos, desde el 1 de abril de 2017, en manifestaciones y protestas. El ‘buen niño’ tiene la desfachatez de afirmar que “en Venezuela la gente hace tres comidas al día”, y, a nos ser que hable de los chavistas, que ahora viven en el barrio madrileño de Salamanca, o de los del palacio de Miraflores, la gente pasa HAMBRE y, si come tres veces será a base de mendrugos de pan de los contenedores, basta con pensar, y son datos de septiembre de este año, que con un salario mínimo de 1.800 bolívares soberanos frente a una canasta básica de alimentos, bienes y servicios de 20.327,33 bolívares soberanos, ¿qué se come? Habla el político de salón, lo que todavía tiene más delito, de que en Venezuela, “no es que no haya medicamentos” es que los revenden en Colombia por estar subvencionados, cuando los informes hablan de ausencia de medicamentos básicos, antibióticos, analgésicos y vacunas entre muchos otros, y total carencia de insumos, incluidos alcohol para uso médico, gasas y vendas, todo ello en los hospitales públicos. ¿De qué va este personaje?

No entiendo nada. ¿Hasta cuándo daremos credibilidad a los que mienten por ideología o por estar bien subvencionados? ¿Alguien me lo explica?

Tribunal ¿Ínfimo?

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

’Cui prodest’, expresión latina que pretende visualizar ‘quien gana’ en un hecho como la más probable explicación de quién está detrás de la cuestión sea o no visible o evidente. En el caso de la sentencia, de la declaración más bien, del Tribunal Supremo, donde que en 15 días se ha contradicho dos veces, dando una imagen de ‘muy poca consistencia’, se ha beneficiado claramente a la ‘banca’, que no tendrá que pagar lo que parecía y, de alguna manera, aunque muchísimo menos, las haciendas públicas, que no estarán en medio del trasiego de euros. El que de ‘prodest’ nada de nada, es el puñetero contribuyente que, si bien a la larga quizás tenga las de ganar, a la corta sigue en su función más habitual que es la de puto ‘pagano’.

El Tribunal Supremo o Ínfimo, según se mire, ha emitido una nota después de tener a unos doce millones de ciudadanos en vilo: “El Pleno de la Sala III, tras dos días de deliberaciones, ha acordado por 15 votos a 13 desestimar los recursos planteados y volver al criterio según el cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios es el prestatario. El texto de las sentencias se conocerá en los próximos días”. Amén de la lamentable actuación del presidente de la Sala Tercera, Luis Miguel Díez Picazo, padre del desaguisado, la realidad es que la sentencia, dada la anterior, abrirá la puerta a recursos y litigios a punta pala y sin duda llegará hasta tribunales europeos. Tarde o temprano la banca deberá devolver parte, pero en diferido, al pobre contribuyente.

Cuando con una misma ley un tribunal puede dictar sentencias razonadas contradictorias, la ley falla y hay que cambiarla. Cuando según a quién condenes se revisa la sentencia y se recula, es difícil no pensar en que hay quien tiene poder y presiona con éxito. Por cierto, ¿a qué viene este impuesto?.

No entiendo nada. ¿Cómo se restablece el prestigio del Tribunal Supremo después de esta reculada? ¿Alguien me lo explica?

Redes sociales: la nueva inquisición

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Supongo que, quien más quien menos, tiene experiencia en las redes sociales más conocidas, de ‘sanciones’ que no se acaban de entender. Parece que una puta máquina bajo el tinglado aséptico y sobre todo arresponsable de ‘algoritnos’ ha decidido que tú te has pasado. Una vez más la represión no tiene padre, tiene máquina sin más. ¿Se acuerdan de ‘Bruselas’ o ‘Europa’ que es la que nos obligaba a joder al personal? Quién coño era… ‘chi lo sa…’.

Mi historia en las redes es bien significativa, aprendo a palos… Puse una foto de cristianos quemados en un iglesia africana, no duró un minuto, bajo la excusa de imagen ‘no sé qué’ o pornográfica, desapareció, y mira que hay pornografía en esa red. Otras veces el castigo ha sido, como es ahora, por subir mi blog, es público (noenteindonada.es), según el tema tratado. Desde hace años subo mi contenido diario a una serie de grupos de tal inquisitorial red, cuela casi siempre excepto según el tema que toques, lo ‘políticamente incorrecto’ no les gusta nada; entonces o bien te dicen que es ‘spam’ o simplemente, como ahora, te inquisitan una semana por sus bemoles. Si, según cuentan los historiadores, la inquisición actuaba habitualmente vía delación, la inquisición internáutica se basa en algo peor: la delación anónima. La diferencia, no menor, es que el ‘santo oficio’ original tenía juicio e incluso sentencia, la de estos inquisidores monopolistas cobardemente se esconde en la matemática y, cuando pides explicación, su educada y democrática respuesta es el silencio.

No entiendo nada. Estoy hablando de redes sociales muy conocidas, ¿te han censurado en alguna? ¿alguien me lo explica?

El peor PSOE

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

No hablo del mejor PSOE, sino de lo fácil: del peor. La historia republicana del PSOE es de vergüenza, con el franquismo no hay casi historia, estaban huidos y ya en democracia curiosamente cada líder ha conseguido el milagro de hacer mejor de lo que fue, al anterior. El PSOE actual, el sanchista, va en camino de indultar al desastroso Zapatero que, simplemente, nos llevo a la ruina. El argumento de la vice Calvo de que hay tantos Sánchez y tantos PSOE como convenga, brillante por cierto lo de la ‘dos personas’ en sucesivo, da a entender que al menos en el PSOE los candidatos pueden mentir lo que quieran pues al llegar al gobierno se cambian de ‘ser’ y rectifican.

Ayer, en Alsasua, el constitucionalismo quiso hacerse ver y lo consiguió a medias, no escuchó a Calvo y no supo intuir que, con un PSOE en el gobierno, las cosas cambian: C’S, PP y VOX sí fueron consecuentes con sus ideas y el PSOE, el peor PSOE, se acojonó. Un tal Ander Gil, senador socialista para más señas, sin dudar de su condición de bellísima persona, hizo unas miserables declaraciones que simplemente reflejan lo más asqueroso de la política, al decir, para justificar la ruina ideológica y moral de este PSOE gobernante,  de los demás contitucionalistas que “avivan conflictos y agravios entre los españoles” en vez de “fomentar la convivencia”. O sea, frente a los totalitarios, silencio; frente a los que te atacan, huida.

No entiendo nada. ¿Qué duro debe ser tener que justificar, por sectarismo, la cobardía? ¿Alguien me lo explica?

Sedición o rebelión, ¿y qué?

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

¿Sedición o rebelión?, que coño importa… No soy jurista, ni soy sectario; será lo que más se ajuste a criterio de la ‘justicia’ con lo que hayan hecho. Me escandaliza que según la ideología propia se les califique con uno u otro delito. ¿Somos jueces? ¿Son jueces lo políticos? Ya querrían… pero no lo son ni yo tampoco.

Para los que quieran tener su propia opinión, ojo al dato:

La rebelión es un delito contra la Constitución (CP: art. 472 y sig.), la secesión lo es contra el orden público (CP: art. 544 y sig.). La rebelión se aplica a los que “se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes: Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.” La sedición precisa de que “se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales.”. Ustedes verán, yo ahí lo dejo.

Lo que me escandaliza a mí, es que la abogacía del Estado ha cambiado, por orden del gobierno, de criterio. Lo que me escandaliza a mi es que Pedro Sánchez, el presidente ‘doctor en derecho’, diga ‘ayer’ que: “Si no hay altercados públicos eso no significa que no hubo un delito de rebelión como sí que se produjo”, “lógicamente es un delito de rebelión” y “creo que clarísimamente ha habido un  delito de rebelión y de sedición en España”,  y ahora asuma, parafraseando a Trillo, que “el delito de rebelión, que es inherente a un supuesto golpe de estado, se tiene que dar por militares o por civiles armados a la orden de militares”. De una a otra convicción va un gran trecho, el mismo que define un comportamiento ‘veleta’ y ‘sin ideas’ o quizás simplemente el ‘acojonamiento de un personaje sin cuajo’ o, más simple todavía, el pago de precios colaterales para mantenerse en el puesto.

No entiendo nada. ¿Con qué otra ‘reculada’ nos sorprenderá Pedro Sánchez, el débil? ¿Alguien me lo explica?

¡Mienten!

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

“Los ciudadanos españoles merecen un gobierno que no les mienta, que diga siempre la verdad”. Esta sentencia, que fue pronunciada por Alfredo Pérez Rubalcaba a raíz del atentado del en Madrid del once de marzo durante la jornada de reflexión del 13 de marzo de 2004, supusieron, de hecho, un vuelco electoral porque es absolutamente cierto que nadie, los españoles tampoco, merecen un gobierno mentiroso. Desde siempre he opinado que la única manera de limpiar la mierda que hay en la clase política es fulminar de la vida pública a todos aquel que mienta en público.

Ahora mismo y en los que nos gobiernan tenemos:

Pedro Sánchez: “Nosotros convocaremos elecciones, sí. ¿Cuanto antes? por supuesto”. ¡Mentira! Aún estamos esperando que lo haga.

Pedro Sánchez: “No abriré los despachos ministeriales a delincuentes imputados”. ¡Mentira! Nombró a Luis Planas ministro de agricultura cuando, como él mismo ha reconocido, sabia que estaba imputado.

Pedro Sánchez: “Si yo tengo en la ejecutiva federal de mi partido, en mi dirección, un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de los impuestos que le toca pagar, esa persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Ese es el compromiso que yo asumo con mis votantes y también con los españoles”. ¡Mentira! Pedro Duque la creó y sigue de ministro.

Carmen Calvo, vicepresidenta: “Lo que acordamos fue estar de manera conjunta tanto el gobierno como la propia Iglesia católica encontrar una salida que obviamente no puede ser la Almudena”. ¡Mentira! El propio portavoz del vaticano ha tenido que salir al paso asegurando que el cardenal Parolin “en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación”.

Dolores Delgado, ministra de Justicia: “no he mantenido ningún tipo de relación personal, profesional, oficial o no oficial con el excomisario de la Policía Villarejo”. ¡Mentira! Se han visto la tira de veces.

¿Hacen falta más pruebas, no hablo de impuestos, de los autónomos y de un largo etc., para demostrar que, los ciudadanos españoles, sí tenemos un gobierno que nos miente a pesar que que no nos lo merezcamos?

No entiendo nada. ¿Tan poca vergüenza tiene Sánchez que, a pesar de mentir, se queda de presidente? ¿Alguien me lo explica?