Carne roja, pescado azul


carne

Primero fue el pescado azul, luego exonerado, y ahora la carne roja, la que junto a otros placeres acabará con nuestra vida. La prueba de que es tan mala, malísima, es la cantidad de poblaciones humanas extinguidas que han tenido como base de su alimentación la carne de bichos. ¿Les suena que el hombre primitivo era cazador? ¿Recuerdan los dibus de las cuevas de Altamira?

La ciencia avanza que es una barbaridad también para identificar los alimentos perfectos: sabrosos, sanos y baratos. Ha ocurrido más de una vez que los bichos, de los cuales nos nutrimos, han sido alimentados con productos tóxicos para nuestra salud y se han tratado, para que no caduquen,  con moléculas pérfidas para la especie humana. ¿A alguien en su sano juicio se le ha ocurrido extinguir al bicho o lo que se ha hecho es cambiar sus nutrientes y variar los conservantes?

No entiendo nada. ¿Cómo un periodista puede escribir sin más “la carne roja produce cáncer” o una organización, que se supone seria, decirlo? Si un alimento de toda la vida es peligroso, dado que seguimos vivos, no será por sí mismo sino por algún tratamiento que le damos, ¿no habrá entonces que identificar el tratamiento para cambiarlo en vez de condenar al alimento? ¿Alguien me lo explica?


Un pensamiento en “Carne roja, pescado azul

  1. eso,eso que me lo esplique alguien,aunque creo que todo es parte de la manipulacion a nivel mundial.somo titeres,somos borregos,somos carroña en sus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *