Catalunya y Escocia

De un tiempo a esta parte, especialmente después del referéndum escocés sobre su independencia del Reino Unido, se ha puesto de moda la comparación entre Escocia y Catalunya. Si se trata de jugar a juglares, todo cabe; pero si se trata de ir por la vía jurídica, la cosa cambia.

El caso de Escocia, merece un cierto análisis histórico. Hasta 1707, Escocia era un Reino y Inglaterra otro, aunque coexistieran en la misma Isla. Por diversos motivos ambos reinos firman la llamada Acta de Unión de 1707, donde se crea un nuevo Estado, el Reino de Gran Bretaña, con un solo Parlamento, se disolvieron los parlamentos escocés e inglés y con un nuevo monarca, Jacobo I de la dinastía Estuardo. Más tarde, en 1801, Irlanda entra en esta Unión y Gran Bretaña pasa a convertirse en el Reino Unido.

La unión de dos reinos, el escocés y el inglés, daba opción a su posterior separación; eso es lo que se pudo hacer en el referéndum del 18 de septiembre de 2014, donde la respuesta mayoritaria a la pregunta “¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o No”, por parte de los escoceses, fue que no. Nunca nadie preguntó al resto de ciudadanos del Reino Unido, porque los escoceses, tal y como en 1707 habían votado en su Parlamento fusionarse, podían en 2014 disolver la unión sin más que ganar un referéndum. La legalidad de su tratado, lo permite y la legalidad española, nuestra Constitución, no, dado que el sujeto, en nuestro caso, para disolver la patria, son todos los españoles.

No entiendo nada. ¿Existió un reino catalán que decidiera unirse, mientras quisiera, con un reino castellano? ¿Alguien me lo explica?

4 pensamientos en “Catalunya y Escocia

  1. Cualquier argumento ,sea o no válido realmente les sirve a los “nacionalistos “, para justificar su pretendida ” consulta ” . Si lo piden que todo el “Estado “, como ellos lo llaman al resto de España pueda votar …( lo mismo siendo como somos los españoles tan dados a fastidiarnos .. Les decimos que “se piren “, que no los queremos , que se olviden del Euro , de las poliíticas en favor del desarrollo comunitario; de las pensiones , de los Hospitales , etc….Ah tambien de puertos y aeropuertos , trenes de medio largo alcance .. En fin espero que no lleguemos a eso ,…

  2. La ley suprema es la ley de la caridad. Sin esta luz todas las otras leyes son herramientas para oprimir. Tema para meditar.

  3. Si eres de Catalunya, me parece recorder que eres de Manresa, se supone que conoces su historia verdadera. Tienes acceso al conocimiento del origen de la soberania de Catalunya y a los momentos y modos como se le sustrajo violentamente tal soberania. Sin embargo ese no es el tema de fondo. Lo fundamental ya te lo dije en el otro comentario.

  4. Lo de que “decidiera unirse, mientras quisiera” tiene su gracia. Supongo que te has planteado el derecho a separarse de quienes no decidieron unirse sino que los unieron a bofetadas. Posiblemente, la ley no les permita desunirse, pero ya se sabe que existen leyes injustas; con la justicia en la mano, un país que fue unido a bofetadas (conquistado) podría pedir la reconsideración de su estatus. Parece justo.
    Si el tema de ser reino, principado o condado pudiera llegar a ser crítico, valdría la pena considerar que el Principado de Mónaco es un país soberano e independiente, igual que el Gran Ducado de Luxemburgo.
    Por si acaso, en la opinión de alguno, la soberanía solo correspondiera a los reinos, posiblemente se pueda considerar la soberanía del Reino de Mallorca, o de Valencia, perfectamente reconocidos por la titularidad de sus reinos. Que valencianos y mallorquines sepan que algunos tienen apertura a considerar su independencia. No digamos nada del Reino de Granada, que fue descaradamente unido a bofetadas. Quizá los granadinos deberían conocer que tienen tanto o más derecho que Catalunya a que se les reconozca su soberanía.
    En fin, ya he dicho suficientes tonterías durante la presente jornada. Valdría la pena conversar seriamente sobre los problemas y las soluciones de España y de Catalunya. Escocia y el Reino Unido han dado un claro ejemplo de como se resuelven los conflictos en el siglo 21. Antes que buscar la forma de invalidar ese ejemplo para nosotros, sería mucho más productivo encontrar la forma de seguir ese ejemplo en nuestro caso particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *