Pacto de Estado antiviolencia

No entiendo nada. Hoy nos felicitamos todos por que los partidos han alcanzando el Pacto de Estado para combatir la violencia de género; medidas y más medidas que pretender combatir los efectos asociados a esta lacra de la violencia. Muchas de ellas interesantes, otros la mar de dudosas, por no decir injustas. ¿No se dan cuenta que mientras el paradigma de nuestra sociedad sea el poder toda costa, el dinero a cualquier precio y el placer cuanto más mejor es imposible que uno controle la bestia que lleva dentro? ¿Alguien me lo explica?

Control del gasto en Catalunya

No entiendo nada. El Gobierno Central ha tomado la decisión de controlar el gasto de la Generalitat de Catalunya semanalmente, para que no puedan usar los euros indebidamente y gastar en independencia lo que esta previsto que vaya para cuestiones de presupuesto aprobado. Sabiendo que ya hace mucho tiempo que el desde el Gobierno había que inyectar dinero a mansalva para cubrir el déficit galopante del gobierno catalán, ¿por qué se ha tenido que esperar tanto Rajoy para aplicar esta medida? ¿Alguien me lo explica?

Rita se murió, Blesa…

Ayer por la mañana Miguel Blesa fue encontrado muerto en la finca cordobesa de caza Puerto del Toro. La noticia corrió como la pólvora y enseguida se hablo de posible suicidio. Hoy, hecha la autopsia, parece confirmarse ya está hipótesis.

Lo primero, sea como fuera lo que haya pasado ayer alrededor de las ocho de la mañana, es desearle el descanso eterno y acompañar a su familia en este momento extremo. No es muy humano ser indiferente frente a la muerte traumática de nadie y mucho menos alegrarse de ella. Es miserable hacer mofa de un suceso de estas características, como se ha hecho una vez más por Internet. Tengo que reconocer que esta vez el comportamiento de la clase política ha sido de lo mas ortodoxo: prudencia, descanse en paz y una mención de consuelo a la familia.

Supongo que a nadie extrañara que haya venido a mi cabeza la muerte de Rita Barberá, porque al igual que esta, llega después de una pena de telediario insoportable. Que sin condena firme seas tachado a todas horas de lo peor, que tus antiguos ‘amigos’ ni te hablen y que la calle se revele con solo verte, no es una manera digna de vivir. Me cuesta entender el show que suele acompañar a las detenciones de estos personajes mediáticos y el ensañamiento de cierta prensa en la persona más que en el comportamiento denunciable y, sobre todo, los eternos tiempos jurídicos y, como no, las filtraciones para que el personaje pueda mantenerse en las portadas sin siquiera su opción a rebatir.

No entiendo nada. Es evidente que ciertos comportamientos de ciertos poderosos claman al cielo y han hecho mucho daño pero, ¿qué ganamos con fomentar y aplaudir que la sociedad les responda igual? ¿Alguien me lo explica?

Fútbol, fuera excepciones

Ya son tres los presidentes de grandes federaciones deportivas españolas, que han tenido, por su gestión, líos con la justicia. José Luis Escañuela, que ya fue inhabilitado, presidente de la Federación Española de Tenis; José Luis Sáez, que fuera presidente de la Federación Española de Baloncesto y ahora el casi eterno presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar. Sin olvidar la presunción de inocencia, no deja de ser llamativo que las más que dudas sobre las distintas presidencias investigadas, tengan que ver con euros desaparecidos y diversos comportamientos para seguir en el cargo.

Es curioso que cuando ayer estalló la noticia de la detención, dentro de la operación ‘soule’ del presidente Villar, su hijo y otros dirigentes, la frase más usada fuera: ‘se veía venir’. Parece que había, alrededor del mundo del fútbol, una sospecha generalizada sobre la cual nadie, amén de marujear, hizo nada. En España sospechamos de todos, rumoreamos de muchos y al final unos cuantos, más de la cuenta, acaban enjuiciados. Ni que decir tiene que la presunción de inocencia, ya es historia; en parte porque somo así de envidiosos y en gran parte también porque estamos rodeados de chorizos de alto standing.

El poder, corrompe y el poder que dura tanto, tiende a corromper todavía más; es por esto que la limitación de mandatos no es mala cosa, aunque para algunos suponga el tener que correr más en agenciarse de lo ajeno y, entonces, es peor el remedio que la enfermedad.

No entiendo nada. Vista la experiencia del mundo del fútbol plagado de excepciones en su funcionamiento. ¿No es necesario no dejarles pasar ni una como su fuera un ámbito más? ¿Alguien me lo explica?

Pensioncita, pensioncita…

No hay semana en que no se publiquen informes que alertan del negro futuro que les espera a nuestras pensiones. Curiosamente la preocupación del ámbito político por el tema es casi nula. Las malas lenguas dicen que como casi todos ellos tienen garantizada la pensión máxima, por sus servicios a la patria, el tema no les quita para nada el sueño.

La realidad es que un sistema piramidal como el español, en que cada día la base de la pirámide estrecha más y la punta se está convirtiendo en una extensa planicie, tiene todas la opciones de caer. Las pirámides invertidas tienen muy poco futuro. Son menos a pagar y más a percibir; amén de que los que perciben, viven más años y por tanto extraen más; y los que pagan, lo hacen con sueldos más bajos y pagan menos. Alguien duda de que con esta realidad estamos frente a la tormenta perfecta.

¿Como romper este mal fario? Cambiando el sistema ya, al menos para las generaciones futuras; quizás la llamada mochila austriaca sea una buena solución, mejor que la actual sin duda. Para los que estamos inmersos en el proceso, las cosas pintan mal. No pienso que peligren las pensiones, dado que ningún partido se arriesga a perder tantos votos, son más de nueve millones los pensionistas actuales, pero es evidente que menguaran. Jubilaciones más tardías, pensiones cada vez más alejadas del coste de la vida y más distancia entre el ultimo sueldo y la pensión, presagian un futuro más gris que de colores.

Los pensionistas han cotizado antes de serlo para serlo en condiciones y es injusto jugar con ellos. Ya es difícil entender como una estructura piramidal, tachada como estafa cuando la hace un propio, sea la gran apuesta del Estado para las jubilaciones. Y no parece de mucha ayuda cambiar la fiscalidad de los planes de pensiones, hasta hacerlos bien ineficaces.

No entiendo nada. Dada la incapacidad del mundo político para cuidar de sus mayores, ¿por qué no incentiva sistemas que ayuden a mejorar los ingresos de los pensionistas? ¿Alguien me lo explica?

Los venezolanos no se resignan

Da coraje ver la resistencia de los venezolanos al hundimiento de su país y a la falta de libertad de sus ciudadanos. Los venezolanos no se resignan a la desgracia que supone tener de presidente a Maduro, con todo lo que ellos significa. Su movilización constante y pacífica, no puede quedar sin fruto, y son muchos los que intuyen que el final del régimen chavista ya ha empezado.

Con más de siete millones de participantes, de los cuales casi 700,000 han votado desde el extranjero, los venezolanos muy mayoritariamente han dicho no a la constituyente, han pedido a las fuerzas armadas que obedezcan a la Constitución y a la Asamblea nacional y quieren elecciones libres ya. En definitiva, el pueblo de Venezuela acaba de dar un sonoro revolcón a su Presidente, Maduro, y a sus políticas totalitarias.

El plebiscito, convocado por la Asamblea Nacional, no es vinculante, dado que no contaba con la aprobación ni del Gobierno ni de la autoridad electoral venezolana, pero más de noventa muertos, en los pocos más de cien días que duran las protestas, es un saldo más que macabro para un régimen que se tacha de demócrata. Solo una dictadura responde a la protesta con el plomo. El bagaje final de chavismo será haber hundido a un país más que rico, haberlo vendido al régimen cubano y mantener el gobierno gracias a las balas.

No entiendo nada. ¿A que espera Maduro para retirarse y convocar elecciones? ¿Acaso busca rematar su vergonzoso paso por el Palacio de Miraflores con un baño de sangre? ¿Alguien me lo explica?

Coronas amigas

Por fin se ha producido la visita de Estado de los Reyes de España al Reino Unido. Dos aplazamientos por cuestiones políticas, el sin gobierno español y el adelanto electoral británico, pudieron más que el interés de los Borbones en visitar a los Windsor.

Vistas las imágenes de esta visita, que se produce 31 años después de la que protagonizaron Don Juan Carlos y Doña Sofía con la misma protagonista británica, nuestros aliados del norte vuelven a ser el Reino Unido y no la Pérfida Albión, históricamente tan combativa contra nosotros. A pesar de Gibraltar, cuestión que permanece, y lo que le queda, como chinita en el zapato hispano, España y el Reino Unido en este siglo son más que amigos.

Probablemente, la historia de rencillas y desencuentros, se ha superado por las relaciones turístico laborales que afectan a miles y miles de ciudadanos de ambos países. No pienso, como Isabel II, que lo importante sea nuestra alianza en la Otan, sino los miles de britanos que veranean en España o han venido a aquí a jubilarse, y los miles de hispanos que trabajan en su isla.

Tengo que reconocer que la pompa, el boato y la agenda ofrecidas por las autoridades británicas a nuestros reyes, dan a entender que, a pesar de la historia, ahora somos grandes amigos.

No olvidemos que ambas monarquías son parlamentarias y hasta ahora bastante duraderas. En ambos casos, la jefatura del Estado descansa en el titular de la Corona, si bien quien gobierna, ya sea primer ministro o presidente, es fruto de sufragio universal y por tanto mucho mas pasajero. La buena relación entre las dos casas reales, ya bien encarrilada desde los tiempos de D. Juan Carlos, hace que, a pesar de Gibraltar y otras rencillas, los dos Reinos se sientan cada día más próximos.

No entiendo nada. Visto lo visto en esta visita, ¿no cantan como almejas muchos personajillos de la política española? ¿Alguien me lo explica?

¿Prohibir beber?

A raíz de la publicación de diversos estudios, se ha vuelto a poner sobre la mesa el grave problema del consumo, cada vez más frecuente, de alcohol en los adolescentes. Cifras como estas asustan: El 68,2% de los menores de entre 14 y 18 años han consumido alcohol y un 30% se han emborrachado en los últimos 30 días; el consumo de alcohol se inicia antes de los 14 años y el llamado “consumo compulsivo” ha aumentado del 14% al 37% entre los jóvenes de 14 a los 16 años. Estos más que alarmantes números, dan a entender que estamos frente a un problema cada vez más grave y que, a pesar de ser conocido y haberse legislado sobre él prohibiendo su venta y adquisición, no hace más que aumentar.

Ante este preocupante panorama, la FAD, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, acaba de publicar un manifiesto alertando del problema y haciendo públicas unas reflexiones, donde se insiste en el compromiso de toda la sociedad, especialmente las familias, y se aboga por mucha prevención, mucha educación, menos estigmatización de los menores y unas normas de control más efectivas. No deja de ser chocante que la eficacia de las prohibiciones de venta y consumo de alcohol sea cero.

Me alegra la preocupación de la sociedad por este fenómeno, sin duda alarmante, pero me cuesta entender que la solución pase por más leyes, no se cumple lo que ya está legislado, y por incrementar el precio del alcohol.

Es curioso que mi generación, que no sufría prohibiciones y que de ordinario tenía un porrón de uso libre en toda mesa, no se emborrachaba cada fin de semana por las esquinas. ¿No será que nos habían educado en valores y sobre todo teníamos, nuestros padres y por ende nosotros, ilusiones más elevadas que la de ir de cogorza en cogorza? ¿Alguien me lo explica?

De quién es Charlie Gard

Charlie Gard, bebé británico de onces meses, hijo de Connie Yates y Chris Gard, sufre una terrible enfermedad genética, tiene mutaciones en el gen RRM2B, una alteración genética que impide a su organismo replicar correctamente el ADN mitocondrial, que es esencial para generar energía en las células. Este defecto trae como consecuencia daños irreparables que van a peor. Por ahora no puede moverse, ni oír, ni ver, ni tragar, ni respirar sin ventilación artificial. Por este motivo los médicos del hospital Great Ormond de Londres piensan que nada se puede hacer por el, y abogan por dejarle morir, para no prolongar su sufrimiento injustificadamente.

Los padres no aceptan este dictamen y luchan por la vida de su hijo y es por este choque de voluntades, que el caso llegó a la justicia, ya van cuatro tribunales, incluido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que han dado la razón a los médicos y han sentenciado que para que el niño muera con con dignidad debe aplicársele la eutanasia desconectándole del respirador artificial que le mantiene con vida.

Voces como la del Papa Francisco y la de Donald Trump, así como el ofrecimiento de algunos hospitales, entre ellos el Valle Hebrón de Barcelona, dónde proponen un tratamiento experimental que podría tener resultados esperanzadores, van a hacer que la justicia británica se replantee su decisión.

La realidad es que no estamos frente a un problema de dinero, sino que topamos con una cuestión de criterio jurídico que tiene también su lectura moral. El argumento de la justicia británica es que debe prevalecer el derecho del niño frente al derecho de los padres, y en este caso el derecho que peligra es el derecho a una muerte digna según el criterio de los médicos que le atienden; ante esta discrepancia entre padres y médicos, la justicia ha sido la encargada de dictaminar.

No entiendo nada. Llevamos décadas de hiperlegislación hasta tal punto que hemos perdido el oremus. Los niños son de sus padres, mientras estos no pierdan la patria potestad. ¿Qué pinta un médico o un juez contradiciendo la voluntad de unos padres que quieren que su hijo viva? ¿Alguien me lo explica?

Miguel Ángel Blanco

Para los que vivimos aquellos días, será difícil olvidar la más que amarga sensación de aquella miserable cuenta atrás. Si ya había sido insoportable, para muchos, el secuestro de José Antonio Ortega Lara, matar la alegría de su liberación, después de 532 días de inhumano secuestro, con esta nueva salvajada la banda asesina ETA colmaba el vaso y este se derramó.

El día 10 de julio de 1997, tres asesinos miserables de ETA, a las 15,30 de la tarde secuestran en Eibar, dónde trabajaba, al joven concejal del PP Miguel Ángel Blanco y con él nos secuestran a todos. La amenaza es asesinarlo en 48 horas, si el Gobierno no trasladaba a cárceles vascas a los presos etarras.

Fueros días de concentraciones en casi todos los municipios de España, sobre la 13 horas, en las distintas plazas de los ayuntamientos, dónde con más o menos concurrencia, se notaba un sentimiento de dolor, impotencia, rabia y, la verdad, bien poca esperanza. Era un asesinato en cámara lenta, que a medida que pasaban las horas hasta la llegada del sábado, iba pinchando el corazón hasta hacer perder el miedo a la sanguinaria banda. Cuando a las 16,40 del día doce, se sabe que han descerrajado dos balas en la encabeza de Miguel Angel y sigue vivo, se mezclan rabia y esperanza que bien poco dura. El alcalde de Ermua, Totorika, anuncia a las 16,50 de este mismo día, la muerte de Miguel Angel, que realmente no se producirá hasta casi 12 horas después. A partir de esta hora, estalla la rabia y la indignación, y en muchas localidades vascas, el miedo habitual a ETA, y a sus compinches, se aparca de tal manera que la policía vasca debe proteger sedes de HB. Tanto es así, que el PNV, en uno de los comportamientos más miserables de su historia, decide poco después socorrer al mundo etarra con el vil ‘Pacto de Estella’.

No entiendo nada. El asesinato de Miguel Ángel supuso sin duda un antes y un después. ¿ETA empezó a perder o simplemente empezó a cambiar de táctica? ¿Alguien me lo explica?