Condenados a ser asnos

wertmendezdevigo

A pesar de lo que se dice habitualmente, la legislación educativa española, desde Felipe González, siempre ha sido socialista. Solo Aznar, en sus últimos meses, promulgó una ley que nunca se aplicó, pues fue derogada por Zapatero en cuestión de días. Para la izquierda política, la educación es ‘casus belli’, pues saben de su importancia para cambiar la sociedad. El modelo educativo en España, no se negocia y mucho menos se acepta que pueda ser un modelo que proponga la derecha. Al igual que en la ‘cultura’ y en lo ‘social’, solo tiene legitimidad moral la izquierda para legislar en la cuestión educativa.

Tengo que reconocer que me sorprendió que un gobierno, tan acomplejado frente a los paradigmas de la izquierda como ha sido el de Rajoy, fuera capaz con un Ministro, que ni siquiera era militante, de atreverse a desafiar el mantra de la educación ‘para la igualdad’ intentando, aunque al final fuera solo levemente, buscar la educación ‘del esfuerzo’. Es evidente que el PSOE, con todos los demás detrás, no pararán hasta cargarse la LOMCE, aunque solo sea porque no es la suya. La izquierda, por lo ya expuesto, y la derecha nacionalista, porque quieren seguir haciendo en sus pueblos, lisa y llanamente, lo que les da la gana en materia educativa, quieren cambiar de Ley.

Ayer, en el Congreso, se aprobó por mayoría una proposición de ley del PSOE para paralizar la implantación de la LOMCE. Si bien su recorrido es efímero, dado que la LOMCE es una Ley Orgánica, indica que no cejaran hasta que el PP se asuste y acceda a que legislen, de hecho, otra vez los otros. Cuando la gran batalla política es la supresión de las revalidas y la no publicitación de resultados comparativos de nivel de conocimientos entre los distintos centros educativos, queda claro que no se quiere mejorar nada.

No entiendo nada. ¿Por qué para algunos universalizar la educación se ha convertido en fabricar asnos? ¿Alguien me lo explica?

3 pensamientos en “Condenados a ser asnos

  1. Precisamente porque la educación no queremos que sea una fábrica de asnos debe tratarse con respeto e inteligencia. El método Wert no dio resultado. No entro a discutir si la ley es buena o mala, digo que a la vista de los resultados el método fue pésimo. Tienes razón en lo que dices de la izquierda. Casi siempre la tienes. En cambio, la falta de autocrítica de la derecha, que se cree investida del poder y sabiduría divinos para salvar a la patria, pocas veces recibe tan beneficiosos comentarios. Casi daría la impresión de que Dios es del PP y muchos de sus santos de Ciudadanos. Sospecho que no es así, gracias a Dios.

  2. LA PEDAGOGIA DE LA FLOJERA..MUY QUERIDA POR LA IZQUIERDONA O LOS NAZIONALISMOS..POR ESO NO QUIEREN LA LOMCE PORQUE NO QUIEREN A ESPAÑA..NI A LOS ESPAÑOLES, SOBRE TODO A LOS JÓVENES TAN NECESITADOS DE QUE SE LES INCULQUE UNA PEDAGOGIA DEL ESFUERZO NECESARIA CADA DIA MAS PARA COMPETIR EN ESTE MUNDO GLOBAL.

  3. Como no es la primera vez que te veo entusiasmado con la competencia entre centros educativos a base de publicar los resultados de los exámenes, déjame que te cuente una historia.
    En un país en el que se sigue ese modelo de competir entre las escuelas y publicar los resultados había una española trabajando como maestra. Un día me contó que la directora de la escuela se le había acercado para decirle que como la fecha de los exámenes se acercaba procurase concentrar su esfuerzo en los estudiantes más capacitados para sacar las máximas calificaciones y que no perdiese el tiempo con los otros. Esta conocida mía quedó alucinada, porque tenía mentalidad de maestra no de corredora de motos.
    El problema es precisamente ese. En un sistema competitivo así el énfasis se pone en los exámenes y no en el aprendizaje. Los docentes no se sienten con libertad para educar a los niños, sino sienten presión para sacar buenas notas. Los directores de escuela quieren ganar la competencia y ponen presión a los maestros para que las notas sean altas. Los estudiantes perciben esa tensión y empiezan a perder el gusto por aprender. Se ven manipulados para satisfacer necesidades de otros. El resultado no es bueno. Lleva incluso a tener a los niños medicados (drogados) con sustancias que aumentan su atención y enfoque, sin que haga falta. Otro efecto indeseable es que los centros educativos buscan los medios de deshacerse de los estudiantes con bajo rendimiento. Les fastidian el promedio.
    Yo he dedicado algún tiempo a la docencia, no tanto como tú, pero no fue poco. Y tuve experiencias muy enriquecedoras. Descubrí, recuerdo, un niño que sabía todo y que tenía una inteligencia superior, pero sus notas no lo reflejaban. Lo descubrí un día que le tomé un examen oral y me quedé alucinado. Era torpe haciendo exámenes escritos, pero excelente en los orales. Un hijo mío tiene una inteligencia superior, pero es un desastre en los exámenes. Cada vez que hace uno sé que el resultado puede ser cualquiera entre cero y cien. He optado por asegurarme que realmente aprende y sabe. Le quito importancia a las notas. Y así sucesivamente entre tú y yo podríamos exponer cientos de casos curiosos, que en un sistema altamente competitivo estarían en serios problemas y terminarían frustrándose.
    En resumen, la competitividad suena interesante, pero los efectos reales que yo he visto no son buenos. Hay enorme experiencia procedente de países con éxito educativo que no pasan por ese sistema ineficiente.
    Te recomiendo mucho que veas este video y no te dejes impresionar por el título.
    https://youtu.be/FW0Zbf-Wjoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *