Del dicho al hecho…


No entiendo nada. Llegó septiembre y con él un ‘cambio constitucional‘, ahí es nada, lo habitual vamos. No entiendo por que puñetas hacía falta hacerlo. Durante el gobierno de Aznar se aprobó una ley y se cumplió -el PSOE de Zapatero la mando a freír puñetas y a partir de ahí todos se lo han saltado-. Decía que no entiendo que se haya hecho, pero tampoco me molesta: era conveniente -era más conveniente no haberse cepillado la ley- y con esto me basta. Hoy se ha votado en el Congreso y ha supuesto una rara situación de acuerdo entre PSOE y PP, bendito sea si sirve para frenar nuestro ya acelerado hundimiento. Ya era hora, podrían haberlo hecho antes, pero… Algunos diputados se han ausentado de la votación, no me horroriza, mientras los ciudadanos puedan votar o no, ¿por qué no van a poder no votar ellos? En la variedad está el gusto. No entiendo que nos vendan que esta votación es el ‘balsamo prebrotes verdes’, primero porque habla del año 2020 -antes habrá que llegar ‘vivos’- y segundo, porque del dicho al hecho hay un trecho y con el nivel político de esta nuestra España, este trecho suele ser insalvable. ¿Recordáis el pacto antiterrorista?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *