Donde dije


grinan--644x362

Una vez más se les ha visto el plumero. Ante la noticia de que el Tribunal Supremo cita a dos expresidentes del PSOE, Manuel Chaves y José Antonio Griñan, y sus amigos aforados para declarar como imputados, el criterio para la regeneración que ellos mismos habían propuesto pasa a la historia. Donde dije digo, digo Diego

Es evidente que la palabra imputación es confusa, pero lleva tiempo siéndolo. Es evidente que el momento procesal para dejar de ser presunto, es la condena; pero también es del todo cierto que la sociedad está hasta el mismísimo moño de personajes que presuntamente nos han robado a manos llenas.

Que cada partido defina el grado de pulcritud que exige a sus representantes y lo mantenga; mira si es fácil. Algunos solo prohibirán el asesinato demostrado, otros el robo condenado, otros con una multa de tráfico sin pagar tendrán suficiente, otros… Yo votaré con gusto solo a aquel partido que haga incompatible la mentira pública con cualquier cargo de representación. Para mí la mentira rompe la confianza, ya no me puedo fiar, y sin confianza no me interesa el personaje. Así de simple.

No entiendo nada. ¿No se dan cuenta de que si bien todo es excusable y todo es matizable, los ciudadanos merecemos a gente mucho mejor en el ámbito público y que ha llegado el momento en que además de merecer a políticos ejemplares ya lo exigimos? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *