Dos jarrones: Felipe y Aznar


You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber twitter: @jmfrancas

Siempre me ha gustado que los antiguos presidentes del gobierno se relacionen entre sí; que entre ellos haya buen rollo, sobre todo sabiendo como han sido sus relaciones mientras gobernaban. Un país normal, no puede permitirse el lujo de tenerlos enfrentados y olvidados. Los tres jarrones chinos pueden y deben ser útiles a demanda. La experiencia y el poso que da una presidencia de gobierno, tiene que poder ser útil cuando se les necesita y se les reclama. Es evidente que en su época de gobernantes, tuvieron luces y sombras, pero también lo es que pueden ayudar, y mucho, en determinados momentos y, cuando lo hacen, no es el momento de reprocharles nada.

Ayer, y por mor de un acto sobre la conmemoración de los cuarenta años de la Constitución, ya lo hicieron en los cuarenta de las elecciones democráticas aunque entonces también participó Zapatero. González y Aznar, otrora rivales de lo más lejanos, coincidieron en lo clave, la reivindicación del espíritu constitucional y del “régimen del 78”, incluyendo incluso mutuas alabanzas; según Aznar, “Esa generación, la de Adolfo Suárez y Felipe González, lo hizo muy bien pensando en las generaciones posteriores…Yo continué esa historia, defendí los pilares porque los heredé”. Ambos entienden, como es normal, que se podrá reformar la Carta Magna pero nunca cuestionar la soberanía del pueblo español y según Gonzalez, “para evitarlo solo hay un principio activo que es exigir lealtad constitucional” en lo que abunda Aznar, más reticente a modificaciones constitucionales, diciendo “se puede reformar, pero no romper las reglas o dar un golpe de Estado. La soberanía no se puede trocear”, en definitiva entienden que se puede discutir de lo que haga falta “pero sin romper las reglas de juego”. Sobre la cuestión catalana, el gran tema de fondo, ambos son optimistas a largo plazo, según Felipe: “si se pudo poner de acuerdo aquella generación que venía de un enfrentamiento armado, es difícil de creer que no lo logre una como la que ahora dirige el país, casi en su totalidad nacida en democracia”. Pero ambos están más que preocupados y así a González le “preocupa la fractura interna de Cataluña, que no quiere ver quien gobierna” y Aznar remató esta frase cuando apostilló: “Ya dije que antes de romperse España se rompería Cataluña”.

No entiendo nada. ¿No se dan cuenta que es esta Constitución la que permitió que ellos dos, con muy distintas ideas, pudieran gobernar España sin ‘romper’ nada? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *