Fútbol y elecciones

alejo-vidal-quadras-ld-1

Todos sabemos que además de la liga española de fútbol, que acabó ayer, existe la liga europea que finalizará el próximo sábado en Lisboa donde se enfrentarán el Real Madrid, campeón de la copa de este año, y el Atlético de Madrid, flamante campeón de la liga  patria. El fútbol español está de moda y no digo lo de español con ninguna aviesa mala intención sobre mi Barça que, a falta de una profunda reconversión, está en otra cosa. También hay, dentro de nada, elecciones europeas y hoy es el último día para publicar encuestas, que no para hacerlas. Una vez más los poderes públicos se ponen de acuerdo para vetar la información al ciudadano y no la suya.

La verdad es que de los muchos sondeos publicados se pueden concluir bien pocas cosas: La abstención será de órdago; el PP en bajada, ganará por poco al PSOE que sigue cayendo; los partidos pequeños o nuevos tienen la oportunidad de sacar diputados y por tanto de aumentar su representación o de estar presentes por primera vez en el foro europeo.

No entiendo nada. Son muchas las personas que quieren castigar al PP y al PSOE por no cumplir con ellos. ¿No se dan cuenta de que absteniéndose no les castigan apenas? Si solo cien personas votaran en estas elecciones con los porcentajes habituales, el PP y el PSOE seguirían como estaban pero, ¿qué pasaría si las casi sesenta, de los cien, que piensan quedarse en casa votaran a al partido de los pequeños que más se acerca a su pensamiento? Internamente al PP y al PSOE no les preocupa nada la abstención, su preocupación está en que el castigo de sus antiguos votantes sea votar a IU, UPyD, C’s , RED o VOX. ¿Se imaginan lo que supondría que entre todos los demás superaran el 50%? Si ocurriera esto, ¿cambiarían el PP y el PSOE, y, en vez de usarnos como rehenes, nos verían como dueños reales de nuestros votos? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “Fútbol y elecciones

  1. Los tentáculos del poder son muy largos y afilados. Y robustos. La sensación que queda cuando uno empieza siquiera a atisbar lo que hay detrás del telón de “mundo maravilloso” con que nos obsequian habitualmente los que mandan, es que sus actuaciones, maniobras, enredos y objetivos son, simplemente, para perpetuarse en el poder, incluso como conjunto. Es decir, más allá de que “el contrario” te gane, tienen asumido (e incluso es su objetivo) que unas veces ganarán unos y otras ocasiones lo harán los otros, Pero siempre ellos. Nunca nosotros.

    Y sí, aquí seguimos todos, atontados con el fútbol (o cualquier otro sustitutivo similar), sin pararnos a hacer un análisis de la situación y manteniéndonos quietecitos, tal y como ellos quieren …

    Así nos va. Por desgracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *