Las malas compañías


5d18e472427c9259000400665f06453dLa presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha renunciado al servicio de escoltas de los Mossos d’Esquadra y ha decidido sustituirlo por agentes de la Policía Nacional. El motivo que aduce no es la falta de confianza en la profesionalidad de los Mossos, sino la desconfianza hacia Manel Prat, director general del citado cuerpo, y explica que esta pérdida de confianza viene del hecho de que el citado director recogió en su coche a una periodista que acababa de entrevistarse con el director de la famosa agencia que ha espiado hasta al lucero del alba, método 3 Francisco Marco, horas antes que le detuvieran. La periodista, Mayka Navarro, ha aclarado los hechos tachándolos de coincidencia ambos encuentros. El director de los Mossos ha hecho lo propio y según ellos aquí paz y después gloria, y según la líder del PP catalán hay tema y dará que hablar.

Entiendo que aquí nadie duda de la capacidad de los Mossos para proteger a la señora Camacho, ni siquiera ella misma. La duda que supongo que se plantea es si además de custodiar se la espía. El affaire revela que una líder política entiende que si la vigila un cuerpo autonómico todo lo que haga y deje de hacer será informado convenientemente al director político del citado cuerpo. Ya puestos hay que suponer que si la protección se la da la Policía Nacional podrá ocurrir lo mismo, pero el Ministro es amigo o al menos es del mismo partido. Entendiendo así la cuestión se me plantea: ¿es tan evidente para los partidos que la policía obedece a sus jefes políticos hasta el extremo de ‘espiar’ a los vigilados? ¿para qué se necesitan ahora mismo vigilancias y contravigilancias para tanto cargo público? ¿Tan habitual es este mafioseo del espionaje y el chantaje en la política? ¿Se te ocurre a ti alguna cuestión más? Te agradeceré la comentes


5 pensamientos en “Las malas compañías

  1. Si esa señora, o cualquier pelagatos metido a político quiere escolta, que se lo paguen de su sueldo, que es lo que tendría que hacer yo.
    Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado estan para servir a los ciudadanos, para velar por la seguridad de todos y cada uno de los ciudadanos. Y puesto que es imposible que nos asignen un escolta a cada uno, pue slos escoltas, como españoles necesitarían a su vex de otro escolta. mejor que los quiten pàra todos.
    Solamente el Jefe del Estado, que cuenta con la Guardia Real. El Presidente, la Vicepresidente -sí, Vicepresidente y no Vicepresidenta, como acostumbran a escribir- y los Ministros del Gobierno,el Presidente de las Cortes, y el del Tribunal Supremo, esto es el Jefe del Estado y las cabezas ejecutivas de cda uno de los tres poderes del Estado ¡Y NADIE MÁS! deben tener escolta a cargo de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado.

  2. Yo lo veo totalmente normal que Alicia Sánchez- Camacho no quiere llevar una escolta en la que no confía, y mas bien cuando sabe que está politizada, como son Los Mossos d’escuadra, también ella a empezado mas a desconfiar cuando se dio cuenta que había sido espiada, gravando sus encuentros privados. De todas las maneras ahora es cuando todos quieren que se modifiquen las normas para el PP, tanto en materia de escolta como en otros menesteres, que si está bien que haya una restricción de gastos superfluos que tiene el propio Estado, pero todas las reformas a raja tabla y deprisa y corriendo a este gobierno, como que parece esto un conjuro, hay muchas cosas sin aclarar en España, y cosas fortísimas, en materia de corrupción, casos sin aclarar, normas y LEYES variadas por el interés del político de turno como fue la era ZP. Yo le reprocho a este gobierno que parte de su programa electoral no lo haya puesto aun en marcha, y que frían a subidas de impuestos y restringir en muchas cuestiones a los ciudadanos, pero después de la época de bonanza pasada, y no decíamos ni mu, hiciera lo que hiciera el Gobierno ZP. Creo que están pasando muchas cosas en este País ya que de cada grano se hace una montaña, pero de problemas no de soluciones. Gracias por dejar que imprima mi pensamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *