Madrid centro izquierda

20130710-193400.jpg

Es evidente que estamos en periodo preelectoral. Las elecciones municipales y autonómicas están a la vuelta de la esquina y con ellas se abrirá el periodo electoral de las generales. Al igual que en las últimas elecciones europeas, mientras los distintos partidos están presentando sus diversos candidatos, el PP sigue con el síndrome ‘Cañete’ o lo que es lo mismo: no mueve ficha.  La fama que tiene Rajoy de dominar los tiempos políticos sigue marcando los pasos del PP. Puede ser que le saliera bien en la europeas, nunca lo sabremos, y puede ser que le salga bien ahora; pero, ¿le habría salido mejor siguiendo los mismos tiempos que los demás? Imaginación al poder.

Parece que la no nominación de alcaldables y demás por parte del PP no obedece solamente a lo peculiar del control de tiempos de Rajoy, sino al riesgo de equivocarse de candidatos. Las últimas elecciones municipales y autonómicas supusieron una revolución a la derecha gracias a la nefasta actuación del gobierno de Zapatero. Muchos electores hicieron pagar a sus alcaldes por el enfado que tenían con el presidente del Gobierno. La historia es muy posible que se repita y, al menos en las encuestas, el PP sufrirá un revolcón antológico y puede perder comunidades tan significativas como Valencia y Madrid, así como sus respectivas capitales. No es baladí el nombre del candidato ni mucho menos. La situación es tan preocupante que acertar con el candidato será vital. Un buen candidato, aquél capaz de tirar del electorado y ganar la elección, es al mismo tiempo un posible referente frente al liderazgo de Rajoy, y ahí está el problema. No es un problema de tiempos sino de riesgo, y decidir cuesta.

No entiendo nada. Parece que en Madrid el PP buscará como candidato a quien pueda arrastrar votos del centro al centro izquierda para así debilitar a su gran oponente, el PSOE. ¿No se dan cuenta sus gurús de que de la izquierda nunca pillarán nada, y que mucha derecha no comulga con el PP de Rajoy? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *