Benditos jarrones

Siempre me ha gustado que los antiguos presidentes del gobierno se relacionen entre sí; que entre ellos haya buen rollo, sobre todo sabiendo como han sido sus relaciones mientras gobernaban. Un país normal, no puede permitirse el lujo de tenerlos enfrentados y olvidados. Los tres jarrones chinos pueden y deben ser útiles a demanda. La experiencia y el poso que da una presidencia de gobierno, tiene que poder ser útil cuando se les necesita y se les reclama. Es evidente que en su época de gobernantes, tuvieron luces y sombras, pero también lo es que pueden ayudar, y mucho, en determinados momentos y, cuando lo hacen, no es el momento de reprocharles nada.

Ayer, y por mor de un acto sobre la conmemoración de los cuarenta años de elecciones democráticas, coincidieron los tres en un coloquio, es la primera vez que lo hacen, en un momento crítico para la cuestión catalana. Sin que fuera premeditado, le echaron un empujón a Rajoy que, si sabe aprovecharlo, facilita sobremanera su actuación frente a los últimos envites del culebrón nacionalista.

Sabiendo que es del todo imposible que la solución al órdago de Puigdemont y sus huestes, no goce del consenso como mínimo entre el PP y el PSOE, que dos expresidentes del PSOE y uno del PP, que han gobernado más de treinta años España, sean tan rotundos en la inviabilidad del proceso y, sobre todo, en que es tan Constitucional la autonomía catalana como la aplicación del articulo 155 de nuestra Carta Magna, supone más que un balón de oxigeno para que Rajoy, hasta ahora incapaz de casi nada, pueda actuar para abortar el proceso.

No entiendo nada. Oídas las opiniones de nuestros ex, ¿serán, Rajoy y Sánchez, capaces de acabar con esta amenaza juntos y con firmeza? ¿Alguien me lo explica?

Ridículo

Ayer, en el Parlamento Europeo, hubo choque de trenes verbal entres dos instituciones de la Unión Europa. Ante la imagen casi vacía de la Eurocámara, donde de los 751 eurodiputados apenas estaban treinta, el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, espetó a los presentes: El Parlamento Europeo es ridículo, muy ridículo. Que haya solo una treintena de diputados en la sala demuestra que la Eurocámara no es seria”, a lo que el presidente del Parlamento, Antonio Tajani, respondió “Presidente, le pido que tenga una actitud más respetuosa. Usted puede criticar al Parlamento. Pero la Comisión no controla al Parlamento. Es el Parlamento el que controla la Comisión”.

Que el parlamento, este y muchos otros, esté casi vacío, no es noticia; pero que dos autoridades de este nivel choquen en una Sesión pública, si lo es. Probablemente, a ninguno de los dos les falta razón y ninguno la tiene completamente. A mi entender, este encontronazo pone de manifiesto que, hasta para los partidarios de la UE, lo cosa no está resuelta. La burocracia europea, la falta de democratización de muchas de las instituciones, las relaciones entre Parlamento, Comisión y sobre todo el Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, representan un galimatías difícil de entender. Tan solo el hecho de la doble sede del parlamento, Bruselas y Estrasburgo, visualizan que priman los intereses de algunos, sobre la eficacia de las instituciones, y que Europa no está en absoluto preparada para convertirse en lo que debería de ser: Un Presidente, votado por todos, un único gobierno propuesto por el presidente y un único parlamento, con total función legislativa y elegido como ahora por sufragio universal.

No entiendo nada. Ayer fueron imprudentes, pero pusieron sobre la mesa, una vez más, que esta UE no marcha. ¿Es posible una Unión de Estados Europeos o habrá que quedarse solo en un intento caro e ineficaz de lo que pudo ser y no fue? ¿Alguien me lo explica?

Ribera busca su sitio

Con vistas al futuro debate de presupuestos de 2018, el gobierno acaba de aprobar el nuevo techo de gasto que los definirán y que ahora debe ser refrendado por las Cortes. Dada la penuria en escaños de su minoría, este techo de gasto debe contar con apoyos obligados para superar ambas cámaras y poder desarrollarse luego en el nuevo presupuesto.

El nuevo techo de gasto será de 119.834 millones de euritos y supone la primera subida desde los presupuestos de 2014. El gobierno prevé para España un crecimiento del 3% y una creación de empleo de un 2,8% hasta situar la tasa de paro en un 17,4%. Con este nuevo techo de gasto del 1,3%, más bien prudente, podría haberlo subido hasta un 2,4%, Montoro piensa cubrir el incremento salarial para los empleados públicos en el año 2018 y al tiempo dedicar unos 2.100 millones de euros a la rebaja en IRPF que le exige Ciudadanos.

Curiosamente el PSOE, ya antes de conocer las cifras, habia dicho que no apoyaría este techo, en su vuelta al no es no, tan propio de su nuevo líder. Ciudadanos, la muleta según muchos, si apoyará siempre y cuando pueda sacar la cabeza presentándose como el nuevo defensor de la ‘economía productiva’, que ahora se traduce en el ‘en marcha’ de Macron. A falta de una identificación clara en lo ‘que es’, Ribera quiere que su C’s al menos visualice el para qué sirven, de ahí su ‘ley de autónomos’ y ahora ‘su bajada de impuestos’. Es relevante que ante esa exigencia de Ciudadanos, Montoro respondió que no para, en pocas horas, estudiar como hacer que si.

No entiendo nada. Ribera quiere ser el Macron de España, ¿por qué no le imita no solo obligando al PP a bajar los impuestos, sino también reduciendo el gasto público? ¿alguien me lo explica?

Sánchez, proyecto a tres años

No tengo muchas dudas de que Pedro Sánchez contempla estar tres años preparando lo que quiere que sean sus elecciones. No olvidemos que, en poco tiempo, ya perdió dos bajando votos y no le quedan muchas más opciones. No puede permitirse el lujo de forzar unas elecciones y perderlas otra vez.

Por sus propias declaraciones y por el sentir profundo de muchos socialistas, está claro que nunca Sánchez será Presidente de Gobierno a costa de un referéndum en Catalunya; esto cierra todas las puertas a un pacto con los independentistas y, por tanto, elimina de raíz la vía de alcanzar la Moncloa por cualquier medio que no sea una nueva convocatoria electoral.

Pedro Sánchez va a intentar liderar la oposición desde fuera del Parlamento, buscando pactos puntuales con la izquierda, para rectificar las medidas del primer gobierno de Rajoy, en todo aquello que las bases socialistas consideran de su ADN, ejemplo de ellos será un acuerdo para modificar la reforma laboral del PP. En cuestiones puntuales no le importara llevar, no ir, de la mano con Podemos y con quien haga falta.

Para contentar a los que le han aupado a la secretaria general del PSOE, debe podemizarse; pero para poder ganar unas elecciones generales, deberá volver a ocupar un espacio central. Tiene tiempo, tres años son un mundo.

En este iter a largo plazo que ha diseñado, hay un mojón que lo puede cambiar todo: el referéndum catalán. Hasta ahora, Sánchez, sobre el 1 de Octubre, ha dicho muchas cosas y nada claras. Ha dicho que el “PSOE estará en la defensa de la legalidad y la Constitución”, pero también ha dicho, y muy recientemente, que “estará con el Estado y no con el Gobierno”, distanciándose así de su teórica bestia negra que es el Partido Popular.

No entiendo nada. Es imposible resolver el conflicto catalán sin un acuerdo, como mínimo, entre el PSOE y el PP. ¿Serán capaces Sánchez y Rajoy de pactar, antes del 1 de octubre, una solución para resolver este desafío separatista? ¿Alguien me lo explica?

Faltó el que era el Rey

Curiosamente, en el acto de conmemoración de los 40 años de las primeras elecciones democráticas después de la guerra civil, el protagonista necesario de aquel hecho histórico, uno más del íter de la transición, el entonces Rey Juan Carlos I, no ha sido invitado.

El acto desarrollado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, tenía como objetivo contar con la presencia de los protagonistas vivos de aquellos momentos históricos solo con la excepción, en teoría por motivos protocolarios, de la figura necesaria de aquellos hechos. Don Juan Carlos, guste o no, era el Rey y no era sustituible; el resto, por brillante y acertada que fuera su actuación, podían haber sido ellos u otros. No acierto a entender como el teórico problema de dónde colocar a un personaje, acaba resolviéndose con que el personaje no asista; para esto no hace falta invertir un duro en sesudos protocolistas, ni en expertos, ni en nada, se llama cortar por lo sano o muerto el perro, con perdón, muerta la rabia.

Si como parece que ha ocurrido, se trata de aplicar, también en este acto, un “cordón sanitario” al estilo de Rey que ha supuesto Don Juan Carlos, para no manchar, ni con una foto, lo que supone la nueva imagen de la monarquía felipista, es injusto igual. En el Congreso no se celebraba la conmemoración de ningún acto animalista para prescindir del caza elefantes, tampoco era un acto de exaltación de la fidelidad matrimonial, en cuyo caso es de suponer habrían quedado muchísimos huecos. Ayer se homenajeaba, con una Sesión Solemne de las Cortes, a la transición y a sus protagonistas con motivo del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas.

No entiendo nada, Conmemorar algo de la transición sin Don Juan Carlos, ¿no es como celebrar una boda sin novios o un bautizo sin vástago? Alguien me lo explica?

Día de la Liberación Fiscal

Si hace poco conocíamos que desde 2015, en España mueren más españoles de los que nacen y que esta tendencia, si nadie hace nada, seguirá por años, ahora sabemos que España acaba de superar la cifra de 9,5 millones de pensionistas y va en aunmento. Por si fuera poco, la pensión media de jubilación va en ascenso, lo cual es bueno para los pensionistas pero supone para el Estado, es decir para todos, más gasto. De hecho, el gasto en pensiones ha aumentado un 50% en diez años.

¿Peligran las pensiones? Seguramente no, dado que no hay gobierno que se atreva a quitarlas, pero sin duda irán a menos. Nos jubilaremos más tarde y con menos dinero, perdiendo cada vez más poder adquisitivo sin duda.

¿Saben todo esto los gobernantes? Claro. Pero saber es una cosa y trabajar para resolverlo, poniéndose de acuerdo, es otra; su pensión peligra menos y fuera de su ombligo y los votos, pocas cosas les preocupan. Sabemos que la gran idea que están barajando es sacar el dinero para las pensiones, los votos de los pensionistas todos mayores de edad son bien golosos y van a más, de un impuesto especial para ello.

Curiosamente hablando de impuestos estos días se cumple el llamado ‘Día de la Liberación Fiscal’ que corresponde a aquel día en el que el ciudadano, deja de trabajar para pagar el peaje de los impuestos para trabajar ya para el y los suyos. La media de días que los españoles trabajamos para mantener lo necesario del estado y los lujos superfluos a los que nuestros políticos nos obligan, es de 178 jornadas. La verdad es que podemos estar bien contentos ya que, de momento, nos dejan 186 días para trabajar para nosotros. También es verdad que no todos somos esquilmados por igual, eso va por rentas y también por territorios. Aquellos ciudadanos que tienen un gobierno habitualmente entretenido en quimeras, hablo del gobierno catalán, baten el récord de días, hasta el 5 de julio, que trabajan para mantener su carga impositiva, seis días más que los madrileños, pero sarna con gusto no pica.

No entiendo nada. Si cada día son menos a pagar y son más los que cobran, ¿cuantos días de trabajo habrá que invertir para saldar esta cuenta? ¿Alguien me lo explica?

Catalunya y el Magreb

En boca cerrada no entran moscas y, a veces, en cerebro ordenado no se piensan disparates. El alcalde de Blanes y sus recientes declaraciones, ponen en evidencia uno de los graves problemas que sufre un importante contingente de la ciudadanía catalana. Que un nacido en la Alpujarra granadina, cuya filiación política está en el PSOE y ha llegado a alcalde de un Municipio superturistico de la provincia de Gerona como es Blanes, con graves problemas del turismo joven de botellón, compare Catalunya con Dinamarca y al resto de España con el Magreb, tiene delito y pone en evidencia el cacao mental que reina en muchos cargos socialistas de la Comunidad Autónoma catalana.

El Magreb, Al-Magrib en árabe, es el nombre árabe de Marruecos, aunque en terminología geopolítica se extiende a seis países: Mauritania, Marruecos, Argelia, Libia, Tunez y Sahara Occidental; ¿conoce, el alpujarreño alcalde, algo del Magreb? ¿Entiende que su comarca, la Alpujarra, su provincia, Granada, su Comunidad, Andalucía, son como Mauritania o el Sahara Occidental? ¿Sabe algo de Dinamarca, amen de lo visto en la serie Borgen? Dinamarca es una Monarquía Constitucional, miembro de la UE, aunque sin euro, y el país menos corrupto del mundo; grandes parecidos todos ellos con la Catalunya actual. Por cierto, si el iluminado alcalde se digna pasear por Sabadell, Tarrasa o Manresa, quizás si reconozca pedazos importados del Magreb.

Olvidándome de la majadería de la comparación, lo que el alcalde deja claro es que los catalanes, anda que no hay de otras procedencias en Catalunya, son distintos al resto de España, ya que, según él, somos responsables, comprometidos y premiamos el esfuerzo…y el resto de España de esto, ni flores.

No entiendo nada. ¿Como puede uno tener tan mal concepto de los conciudadanos que le vieron nacer y de la Comunidad en la que solo han gobernado los de su color político? ¿Alguien me lo explica?

Autónomos

Un colectivo de más de tres millones de personas no debe despreciarse. Conscientes de esta realidad Ciudadanos y con él el PP y con ellos, PDECat y el PNV están apunto de aprobar la Ley del Trabajo Autónomo, que incorpora a su legislación algunas de las reivindicaciones de este colectivo de emprendedores.

Por fin y después de años y años de promesas, las Costes darán algo más de flexibilidad a estos trabajadores y al mismo tiempo, y en línea con otros países de la UE, legislarán una cierta bajada de los costes que le suponen a un trabajador actuar como autónomo.

No olvidemos que lo cómodo es hacerse funcionario o trabajar por cuenta ajena: ser un ‘mandao’. Lo arriesgado es lanzarse a la piscina y sacar pan de debajo de las piedras, sobre todo si el Estado, en el momento que decides embarcarte en esta aventura, ya te mira solo como un pillado contribuyente. Hasta ahora, la máxima era primero paga y luego ya recogerás los frutos si has acertado con rentabilizar tu esfuerzo. Ahora, parece que sin cambiar la máxima, se quiere hacer la travesía del desierto más llevadera.

Frente a un Estado que cada vez es más proteccionista con el que no mueve un dedo, resulta paradójica su desconfianza frente al que arriesga.

Medidas como prolongar de 6 a 12 meses el periodo de tarifa plana de autónomo, 50 euros al mes; aceptar la figura del autónomo a tiempo parcial reduciendo su cuota; posibilitar deducciones de gastos en su casa y comidas fuera del domicilio y alguna otra cuestión pedida por los colectivos de estos trabajadores, son un inicio esperanzador de que los políticos empiezan a entender que en una economía libre, cada vez es más importante el que trabaja por su cuenta.

No entiendo nada. ¿A qué viene ese recelo al autónomo, que aún está a años luz de ser tratado como un trabajador por cuenta ajena? ¿Alguien me lo explica?

Bueno, pero nunca más

Siempre me ha asombrado de los gobiernos de Rajoy que muchas de las grandes medidas aplicadas en política económica, han venido precedidas, por parte de sus ministros, de justificaciones del estilo: no no gustan, son contrarias a nuestro programa, ahora la situación de España las hace necesarias, sin ellas habría rescate, en cuando podamos las revertiremos…

Es evidente que estos argumentos juntos, hacen aguas. Si son necesarias por la situación de España, ¿como pueden ser contrarias a las presentadas en su programa? Si no les gustan y sin ellas habría habido rescate, ¿en que país pensaban cuando diseñaron las medidas para cuando ganarán? ¿No es posible creer que bajando impuestos se recauda más, porque se acelera la economía y subirlos para mejorar la situación económica?

Ayer Montoro, sin duda uno de los artífices de que nuestra macroeconomía manifieste signos claros de crecimiento, justificó la amnistía fiscal, que el Tribunal Constitucional ha condenado, mientras proponía consensuar una ley para prohibirlas de aquí en adelante. Si como opina la oposición, el Tribunal condena el hecho de una amnistía además de la manera de aprobarla, no hace falta ninguna ley pues el Tribunal ya ha dejado claro que no son constitucionales. Si como dice el Gobierno, el revolcón judicial solo se refiere al sistema de decreto ley por el que se aprobó y, por tanto, la amnistía tal y como justifica el gobierno fue necesaria y buena para el país, ¿para qué puñetas prohibirlas? Una vez más lo que hace el gobierno en materia económica, necesita demasiadas explicaciones para ser bueno.

No entiendo nada. Este gobierno ganó las elecciones por contraste con lo que hizo el PSOE de Zapatero: subir impuestos y subir el gasto público para combatir una crisis tardíamente reconocida. ¿Cómo puede el PP de Rajoy sacar pecho por hacer casi lo mismo? ¿Alguien me lo explica?

La casta Podemos

Usted ha denigrado a la política y los políticos, pero se ha hecho político. Usted ha descalificado a los cargos públicos y a la casta, pero se ha convertido en cargo público y en casta”. Estas frases de Ana María Oramás, en el debate de la Moción de Censura, dirigidas a Pablo Iglesias, resumen bastante bien parte de la trayectoria de Podemos y desgraciadamente profetizan sus comportamientos futuros.

Ayer conocimos que Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, concejales de gobierno del Ayuntamiento de Madrid por Ahora Madrid, Podemos, han sido citados a declarar como investigados por “malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario”. Curiosamente, el Código Ético de Ahora Madrid establece el “compromiso de renuncia o cese de todos los cargos ante una imputación, entonces se llamaba así, por delitos entre los que se incluye la “malversación de fondos públicos”. La respuesta de Ahora Madrid ha sido una aparición pública de todos los Concejales y un enrocarse con excusas, para concluir que no habrá ninguna dimisión ni cese. Las palabras de Oramás se vuelven a cumplir por enésima vez; cuando un comportamiento, de lo que llamaban casta, lo hacen ellos, todos son excusas para justificarse, cuando lo hacen los otros, se arma la de San Quintín.

Todos recordamos que a los nueve meses de las elecciones que encumbraron al gobierno municipal, sin ganar las elecciones, a los políticos de Carmena, ya se habían denunciado 44 enchufados a dedo en el consistorio, varios de ellos familia de los ediles: enchufismo y nepotismo.

Si repasamos comportamientos de Iglesias, Errejón, Monedero, Echenique, Espinar, etc. nos resultará sorprendente, como mínimo, el pasotismo en cumplir lo que para los demás son las leyes.

No entiendo nada. Después de tanta excusa para justificar lo injustificable, ¿se extrañan en Podemos de la pérdida de votos? ¿Alguien me lo explica?