PedroSánchezOE


Ya han pasado unos días del terremoto socialista y sigue el desconcierto entre las filas de aquellos que estaban convencidos de ganar de calle sin bajar del autobús. Nadie sabe a ciencia cierta por qué paso lo que pasó, aunque a toro pasado es hasta fácil analizar por qué Susana perdió el partido. De las muchas interpretaciones, me quedo con una que quizás resume varias de las causas: Susana arrinconó a Pedro Sánchez como el radical, el de más a la izquierda en el PSOE, que reivindicaba las bases frente al establishment acomodaticio de siempre. Para mi fue letal la imagen gráfica que aportó Sánchez en el debate, y que no se cansó de repetir día tras día, de que Susana era la preferida de los votantes del PP y el lo era de los votantes del PSOE.

Muchas paradojas se han puesto de manifiesto esta semana. La primera es que si bien al PP le viene mejor Pedro Sánchez, le deja un hueco electoral inmenso, le caía mucho mejor Susana Díaz por que confiaba en su capacidad de entendimiento. Curiosamente, ahora que el radical Sánchez ya ha ganado, el PSOE no va a apoyar apoyar ninguna de las mociones de censura presentadas por Podemos y ni siquiera la dimisión de Rajoy es prioritaria. Otra paradoja es que a pesar de lo que parece, no es Pedro el que puede amenazar a Rajoy, desestabilizándole, con unas nuevas elecciones, sino que sigue siendo Rajoy el que puede coger con el pie muy cambiado al PSOE si las convoca. También es paradójico el hecho de que si bien habitualmente son los votantes de un partido los que le radicalizan ya que son más extremos que el propio partido y sus dirigentes; ahora en el PSOE ocurre lo contrario; el Partido, si Sánchez no recula, se sitúa más a la izquierda que sus propios militantes y eso puede llevar a muchos de los suyos a plantearse, por la izquierda, caer en podemos o, por su derecha, apoyar a ciudadanos.

No entiendo nada. Si Sánchez sigue siendo el que era, no perdonará a nadie y habrá batalla sin cuartel, agrupación por agrupación, hasta que desaparezcan todos los de Susana. ¿Están los susanistas, ahora abatidos, en condiciones de resistirse plantándole cara? ¿Alguien me lo explica?


2 pensamientos en “PedroSánchezOE

  1. Lo que pasa es que se prefería Susana Díaz porque es más españolista, y Sánchez está más cerca de Podemos. Ahora de lo perdido al río y a verlas venir, Sánchez sí que se cobrará el gran desengaño de que parte de su partido -la vieja guardia- no le quieren-.

  2. Yo solo puedo alegrarme de que ni Gonzalez, ni Guerra, ni Corcuera, ni Zapatero, ni El PAIS, han logrado su objetivo. Eso tiene que ser Bueno para mi Patria, mi pobre y querida Patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *