Presupuestos como arma


Tuitter@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com You tubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

En un país normal y bajo un gobierno normal, los presupuestos son la ley anual más determinante, con ellos un ejecutivo ‘se moja’ explicitando cuales son sus prioridades de hecho y no de boquilla, puesto que cuantifican las propuestas y aprueban el realizarlas. En España y con Sánchez no es así. Los Presupuestos, para él, no son herramienta de gobierno sino arma para seguir en el poder a la vez que arma electoral para comprar votos. Los que conocen a Pedro Sánchez no dudan en que él agotará la legislatura con presupuestos o no, y que sus amenazas de convocar elecciones si no se los aprueban, solo sirven para que los que le auparon al poder acompañándole en una moción de censura que solo pretendía convocar elecciones, ante el miedo de que venga la derecha, le alarguen su estancia en la Moncloa aprobándole unas cuentas que no cuadran y que la propia Comisión Europea, el Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal no consiguen entender y tachan de irreales.

No entiendo nada. ¿Tanto ministro económico no saben sumar ingresos y restarle gastos reales? ¿Alguien me lo explica?


2 comentarios en “Presupuestos como arma

  1. Buenas tardes.
    Aunque la pregunta se antoja retórica, al existir la opción de comentar, me voy a permitir dar mi opinión en aquellos temas de mi interés, si me lo permite.

    En este caso lo haré con una décima, porque Falconman no se merece menos.

    Un país no se gobierna
    si no es con los presupuestos,
    pero a este Sánchez inepto
    se los cuestiona la Terna.
    Con ninguno confraterna
    para que le den su apoyo
    y salvar así este escoyo.
    Y no tendrá más opciones,
    que convocar elecciones
    y no caer en un hoyo.

    Un placer leerle.
    Un saludo.

  2. Fe de errata:
    A pesar de las licencias,
    sería un verdadero chollo
    que me permitan escoyo,
    tened conmigo paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *