Puto bichito


ebola

Ya sé que un virus no es un bichito, es un ser acelular que vive y se reproduce a costa de otros -esta segunda parte como nos suena- pero permítanme la licencia. El último brote del virus del ébola estaba confinado en África. Los únicos casos que habían emigrado eran infectados africanos trasladados a otros países. Es evidente que una epidemia de este estilo en un continente tan poco medicalizado acaba fuera de control y, más pronto o más tarde, si no se ataja en el inicio, acaba en pandemia en los demás continentes. La globalización social y económica implica de hecho una globalización de las infecciones, recuerden el sida. Lo triste del caso para nosotros es que esto se haya producido por una probable negligencia sanitaria española; la realidad es que la Sanidad española es la culpable de que el virus ya infecte en Europa. Esperemos que gente más cualificada que los que han tomado las decisiones hasta ahora se haga cargo de aislar la infección. No pienso que valga la pena ahora revisar si se hizo bien trasladando a los dos misioneros españoles a su casa patria, se lo tenían merecido, pero sí es urgente revisar protocolos para no pasar a mayores. ¿Qué protocolo racional permite que un sanitario que ha estado en contacto con el virus, un día después desaparezca de vacaciones pudiendo moverse libremente a sus anchas?

No entiendo nada. España, que hizo gala de alta tecnología casi galáctica en el traslado de los dos enfermos desde África y en aparatosas medidas para el personal que trataba a ambos enfermos, ha permitido sin más que una auxiliar de enfermería se pasee en 24 horas sin prevención ninguna. La ministra declaró que se han cumplido todos los protocolos. ¿Prevé el protocolo de una enfermedad vírica mortal de este jaez salir tan campante por la calle, o no se ha cumplido nada? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *