Sobran las palabras


No entiendo nada. Siempre me habían explicado que una cosa y su contraria no pueden ser reales a la vez, pero… los intelectuales que me transmitían este conocimiento, ¿Se olvidaron de contemplar la política española? Vean y juzguen.

 Previsiones económicas publicadas el martes 3 de noviembre por la Comisión Europea:

-La economía española se contraerá un 3,7% este año y experimentará una caída adicional del 0,8% en 2010, seguida de una moderada recuperación del 1% en 2011, año en que el paro alcanzará el 20,5% de la población activa.

-El PIB alcanzará en 2010 un déficit del 10,1% y el 9,3 en el 2011, lo que elevará la deuda pública al 74,1% del PIB en el 2011.

-Las medidas fiscales del gobierno, como la supresión parcial de la deducción de 400 euros o la subida del IVA, podrían tener un impacto negativo sobre el consumo privado.

-España ha perdido competitividad durante la crisis porque los salarios han crecido por encima de la productividad debido a las cláusulas de revisión.

-Los desequilibrios en el mercado laboral, como la elevada segmentación y los inadecuados mecanismos de negociación, pueden conducir, como en el pasado, a un importante aumento del paro de larga duración y reducir el crecimiento de la economía española.

 

Previsiones del FMI dadas a conocer el martes 3 de noviembre:

-El déficit español alcanzará el 11% del PIB en 2010.

-La deuda española alcanzará el 69,6% del PIB en 2010.

-España tendrá que hacer un mayor ajuste presupuestario con subidas de impuestos o recorte de gastos.

Con estas previsiones de los organismos internacionales se impondría algo de sensatez y, supongo, el impulso de medidas que tanto estos organismos como la propia sociedad están reclamando. Hoy por hoy, nada de nada.

Pero no se lo pierdan, en simultáneo a la presentación de estas previsiones, vino la sentencia de nuestro presidente del Gobierno. El mismo día 3 de noviembre, Zapatero dijo en el Senado -y se quedó tan ancho- que las finanzas nacionales empezarán a mejorar a finales de 2009 o principios de 2010. Sobran las palabras y me temo que alguien más…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *