Uno a Pekín, el otro a ninguna parte


rajoy mas 2

Es paradigmática la situación de lo que ocurre hoy con los dos líderes que pleitean por la cuestión catalana. Mientras Rajoy sigue su agenda y viaja a Pekín, actual manantial del dinero que puede enjugar nuestras penas, Mas sigue sin publicar ni la Ley de consultas, aprobada el viernes, ni el decreto anunciado y esperado de la consulta, referéndum encubierto, anunciado para el 9 de noviembre. Estilos distintos sin duda. Rajoy tan alelado siempre a pesar de su tortuguesca velocidad, no para. Mas, tan activo, no ha sido capaz de impulsar casi nada. Alguna prensa de hoy habla de que si Mas no mueve ficha es porque baraja mover dos a la vez: la consulta y, en simultáneo y para el mismo día, elecciones anticipadas. No puede convocar ahora elecciones para el día 9. Ha sido tan incapaz de hacer más de una cosa a la vez que, amén de la cacareada consulta, Cataluña a día de hoy ni tan siquiera tiene Ley electoral propia que desarrolle el último Estatuto y debe regirse por la Ley Electoral General del reino de España que establece unos plazos que ya impiden realizarlas el famoso día 9.

En breve hay que suponer que publicará la Ley y, a buen seguro, firmará el decreto de convocatoria del referéndum encubierto bajo la formalidad de consulta con la seguridad de que Rajoy la impugne y, como consecuencia, el Constitucional la paralice. No convocará elecciones con la seguridad de que a nadie le interesan y por tanto nadie se lo exigirá y con la esperanza de que al final de la legislatura igual será capaz de salvar sus muebles.

No entiendo nada. Si está Mas tan empeñado en su proyecto independentista, que ha sido incapaz de impulsar otra cosa, fracasado este, ¿qué milagro espera para salir bien parado electoralmente agotando la legislatura? ¿Alguien me lo explica?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *