USA mira a Cuba

obama-castro

Ayer, en comparecencias simultáneas, Barak Obama y Raúl Castro comunicaron al mundo su voluntad de restablecer relaciones entre Cuba y USA, cincuenta y tres años después del inicio del embargo. La noticia es relevante porque rompe un estatus de ‘guerra fría’ y de aislamiento casi total. USA mirará a Cuba y el único motivo que dio Obama, fuera del “todos somos americanos”, es que la política del “aislamiento sometido a la isla no ha funcionado” y por tanto “es hora de cambiar de política”. ¿Ha ocurrido algo que no sepamos?

Las negociaciones para llegar a este punto llevaban meses abiertas y avanzando y ayer simplemente fue el día para intercambiar presos y anunciar al mundo el inicio de una nueva etapa. Si bien en Cuba la cosa es teóricamente fácil, el que manda, dictador, decide y ya está, en USA las cosas no son tan fáciles. Los demás también opinan y deciden. ¿Qué hará el Congreso? Son cosas de la democracia que, si bien parece que solo complican las acciones, lo que hacen es como mínimo madurar las decisiones para que no se queden en ocurrencias.

El ministro de Exteriores español corrió ayer tarde mismo a coger un micrófono para darnos a entender que, de alguna manera, España estaba en el ajo y él lo sabía. Diplomáticamente sabemos que Canadá y especialmente el Vaticano, de la mano del papa Francisco, han sido protagonistas de este cambio; y también sabemos que García Margallo fue el último ministro extranjero en pisar La Habana sin que Castro le hiciera el mínimo caso.

No entiendo nada. Cuba, como tal, sigue igual y lo único que puede haber cambiado es la necesidad de EEUU de contener a Putín y rematar a Maduro. ¿Explica esto el riesgo de Obama de no encontrar en su propio país los necesarios apoyos? Si al final Cuba se abre realmente a USA, ¿los intereses españoles tendrán la recompensa por ser el único país de la UE que ha permanecido a su lado? ¿Alguien me lo explica?

Un pensamiento en “USA mira a Cuba

  1. No queda nada claro que las empresas españolas vayan a salir beneficiadas, pues Cuba se abre a la competencia de las americanas, que ahora sí podrán penetrar en el territorio cubano. Es cierto que las compañías hoteleras españolas ya están allí, pero a largo plazo no sé si está ventaja momentánea compensará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *