¡Vaya tropa!

Parece que la frase real, que se atribuye al Conde de Romanones, fue menos sutil. El dijo: ¡joder, qué tropa!, hablando de miembros de la Real Academia que, habiéndole prometido el voto, no le votó ni uno. ¿Se extrañó de una mentira? La realidad política española ha superado la experiencia del Conde, aqui, en política, miente hasta el apuntador y lo peor de la cosa es que lo damos por supuesto.

Analizando hoy quien gobierna en Catalunya, se  hace evidente que la democracia es, como dijo Churchill, el menos malo de los sistemas políticos, pero jolín habrá que mejorarla mucho y cuanto antes. En Catalunya manda Puigdemont, que no fue votado para ello, con una mayoría legítima pero que, por la ley electoral, no corresponde a una mayoría social. El actual Presidente se salta a la ley cuando le conviene y la segunda autoridad de Catalunya, la Presidenta del Parlament, hace lo mismo e incluso es capaz de saltarse sus propios reglamentos. Cuando les interesa no convocan sesiones parlamentarias y se quedan tan anchos… El Comité real de Gobierno de toda una comunidad autónoma es un sanedrín donde hay personajes de la sociedad civil a los que no han votado ni las ratas y así sucesivamente y desde hace años.

No entiendo nada. ¿Es eso la democracia o simplemente es que muchos  líderes políticos no dan la talla? ¿Alguien me lo explica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *