Elena Jiménez: ‘Las instituciones del Estado han sido colonizadas por los sucesivos Gobiernos’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Elena Jiménez, @Jimnez2Elena, subinspectora de Hacienda, participó en la coordinación de TranC’sparencia y promotora de de OLE, junto a Lorenzo Abadía.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es, YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

JMF: ¿Qué fue traC’sparencia?

EJ: Un grupo de afiliados muy activos en Ciudadanos, empezamos a sospechar que el partido abanderado de «la democracia interna» era más de lo mismo. Desconfiamos del voto telemático. El sistema que utiliza Ciudadanos no es seguro. Es fácilmente manipulable y, debido a muchas irregularidades que se pusieron de manifiesto entre la III y la IV Asamblea General del Partido, comenzamos a recabar testimonios en todas las Comunidades Autónomas y en todas ocurría lo mismo. También detectamos irregularidades en los órganos del Partido, en su composición y funcionamiento. No respetaban los Estatutos. En fin, innumerables irregularidades. Recabamos pruebas y emitíamos comunicados que compartíamos con todos los afiliados. Nos disolvimos al terminar la IV Asamblea General de Cs, donde no obtuvimos representación.

JMF: Parecido ha ocurrido en Podemos… ¿Dónde esta la regeneración de los partidos nuevos?

EJ: Eso me pregunto yo. Han demostrado que no existe tal regeneración y, el hecho de que surgieran con esa idea, indica que, efectivamente, la Política de este país necesita regenerarse. Y no basta con cambiar la Ley de Partidos; va más allá: La Transición debió de ser una época fascinante, desde el punto de vista político y, con sus muchas luces y sus muchas sombras, estuvo bien para el momento que se vivía en España. Ahora bien, en este tiempo, ha degenerado en una No Efectiva Separación de Poderes; las instituciones del Estado que, por la independencia que les otorgan las normas, deberían ser garantía para los ciudadanos, han sido colonizadas por parte de los sucesivos Gobiernos, lo que deteriora el Estado de Derecho y la calidad de nuestra Democracia.

JMF: Pero quién cambia eso si los beneficiados son los que legislan…

EJ: Lo cambian los ciudadanos. Cuando una idea se convierte en un clamor popular, los políticos no tienen más remedio que escuchar, aunque sólo sea por puro oportunismo. Es por esto que lo que pretende hacer #OtraLeyElectoral es la más importante acción política desde la Transición. Y le ha llegado su hora. Es un movimiento transversal a todas las ideologías; procede de la sociedad civil; y un único objetivo: recoger firmas, a través de la plataforma, Change,org, donde hemos abierto una petición para pedir a todos los partidos que incluyan en la Agenda del Congreso, la apertura de un debate para cambiar la Ley Electoral. Ya no sirve para regular nuestro sistema de organización y convivencia. Es necesario cambiar las reglas del juego.

JMF: Cambiar las reglas de juego, ¿en qué sentido? ¿Qué proponéis exactamente desde OLE?

EJ: Yo entiendo el sistema electoral como un sistema de organización de una sociedad; un sistema que garantiza la convivencia, que no coarta las Libertades y que asigna a cada miembro un papel en dicha organización. La Constitución debe situar al ciudadano en el centro de ese sistema, otorgarle un papel activo y no de mero espectador. Por eso la Ley Electoral es un elemento clave del sistema político. La sociedad española ha cambiado mucho y la Ley ya no nos sirve. Un ejemplo se ha visto cuando unos días antes de que se produjera la votación de la moción de censura presentada por VOX, el presidente del Partido Popular recordó a sus Diputados la advertencia de que no pueden saltarse la disciplina de voto. ¿¿¿Qué??? ¿Cómo? El artículo 67 de la Constitución, en su punto número 2, deja muy claro que los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo. Magnífico el vídeo de la que fue su portavoz, Cayetana, hablando de cómo los estatutos de su partido obligan al voto corporativo. Y de cómo ella lo asumió como condición, pero lo que de ninguna manera iba a asumir era que además de no tener libertad de voto, se le negara la libertad de expresión o la participación en las decisiones de su partido. Queremos un sistema en el que la voluntad de los ciudadanos prime sobre la voluntad de los partidos políticos.

JMF: Nuestra democracia es claramente una partitocracia ¿no?

EJ: Estamos en un país partidocrático en el que las cúpulas de los partidos han acumulado tanto poder que lo han acaparado todo. Un diputado debería depender, como en otros países, de sus votantes. Votantes que son personas concretas a las que se ha pedido el voto y con las que se ha establecido un contrato; un contrato en el que una de las partes se obliga a votar y la otra parte se obliga a representar a sus votantes con arreglo a los proyectos que pusieron en común. Que ese diputado se presente como candidato bajo el paraguas de un determinado partido nos orienta sobre su trayectoria, su forma de ver las cosas… pero no significa que no tenga que cumplir el contrato/compromiso con sus votantes, por obedecer a los intereses de las cúpulas de su partido. Es más, no lo hará. ¿Por qué? Porque el Partido no debería tener el poder de incluirle en una lista cerrada y en un puesto determinado de esa lista, mientras que el votante debe poder excluirle en la siguiente legislatura e incluso destituirle antes de que acabe esta, si se desvía del camino diseñado en el momento anterior al voto. Cuando alguien me representa, espero que hable y actúe en mi nombre, velando siempre por mi propio interés y utilizando sus conocimientos y habilidades.

JMF: ¿Hay algún país cuyo sistema produzca esto?

EJ: Hay casi tantos sistemas como países. Pero sí; existen varios. A mí, personalmente, me gusta el de Finlandia. Pero, #OtraLeyElectoral no propone ningún sistema en concreto, sólo pretendemos un cambio. Una vez que se abra el debate en el Congreso, imagino que se admitirán ponencias de todos los grupos políticos y sociales, académicos, etc. Ese sistema electoral que surja de ahí, debería cumplir, para nosotros, cuatro puntos básicos.

JMF: ¿Qué puntos?

EJ:

1- Se trata de conseguir un sistema que aumente la conexión entre el votante y sus diputados, entre el político y el ciudadano. 

2- Que ahuyente la partidocracia, ese enorme poder de los partidos que coloca a los candidatos menos preparados en los primeros puestos de la lista. Necesitamos un sistema que sea atractivo, para que entren en política las personas más preparadas para ello. 

3- Que el voto de una persona valga igual que el de otra, aunque viva en otra provincia, que valga igual el voto a un partido prioritario que el voto a un partido minoritario.

4- Que la representación de los partidos nacionales en las Cortes Generales sea proporcional a su apoyo social.

JMF: Sin duda, eso lo cambia todo… nos acercaríamos a una democracia en serio…

EJ: Así es. Fíjate que no sabría decirte cuál de esos 4 puntos es el más importante. Uno sin los otros, disminuye la calidad de nuestra Democracia.

JMF: ¿Qué tiene Finlandia que te guste su modelo electoral?

EJ: Es un sistema proporcional con listas abiertas. Su parlamento se compone de 200 miembros elegidos por sufragio universal. Sus miembros son elegidos por representación proporcional en distritos electorales de múltiples miembros. Los partidos políticos y las asociaciones de votantes pueden presentar candidatos o listas de candidatos. Los partidos pueden formar alianzas electorales y las asociaciones de votantes pueden formar listas conjuntas. Las listas están abiertas, y los electores votan por un candidato en particular en una lista, en lugar de un partido. Es más largo de contar. Pero lo importante es que, de facto, cumplen nuestros 4 puntos básicos.

JMF: Buen sistema y además tienen la mejor educación del mundo, si no fuera por el clima, habría que ir a Finlandia… Elena, ¿qué estáis haciendo para avanzar en vuestra propuesta?

EJ: Ahora mismo estamos muy centrados en preparar nuestra presentación. Tuvimos que modificar el formato que teníamos preparado a consecuencia de la pandemia. En unas pocas semanas haremos la presentación pero esta vez, aprovechando las tecnologías. Será una presentación en varias plataformas y en la que se admitirá la participación posterior del público. Mientras tanto, seguimos recabando el apoyo de muchísimas personas relevantes del mundo académico, político, en fin, de diferentes ámbitos. La verdad, pocos se resisten a nuestra propuesta. Algunos de ellos pueden verse en nuestra Web: https://otraleyelectoral.es y si me lo permites, te inserto también aquí el enlace para quien quiera firmar: https://www.change.org/otraleyelectoral.

JMF: Te hubiera pedido el link, está claro que la democracia española necesita estos cambios cuanto antes. ¿Cómo ves la situación política actual?

EJ: Veo que se ha perdido todo lo que a mí me gusta de la política y esto es, el debate; quedarse boquiabierto viendo a personas con más talento y más conocimientos que yo, debatir sobre un tema. Y hacerlo desde el respeto por el que piensa distinto, tratando de convencer con argumentos. Lo que veo es un ambiente de crispación, de ataque, de falta de respeto. Cuando se pone en evidencia al contrario se ganan puntos. Pero puntos ¿Para qué? ¿Para recibir aplausos? Lo que quiero es que mis representantes trabajen día y noche para dar a luz, por ejemplo, una Ley de Educación que nos dure 30 años, que saque lo mejor de las generaciones futuras.

JMF: Gracias Elena, veo que sufrirás tú, y de hecho todos, mucho con tantos políticos de tercera que ahora tenemos. Mil gracias y un beso, estaremos en contacto.

EJ: Gracias a tí.


2 comentarios en “Elena Jiménez: ‘Las instituciones del Estado han sido colonizadas por los sucesivos Gobiernos’

  1. Me parece señorita que vd no ha entendido nada de nada y menos.
    Deberia leer la Historia de España, en ella comprobaría que en España la democracia no ha funcionado nunca y NO por culpa de la gente(estoy harto del término político ciudadano) sino por los políticos que tienen a considerar como propio lo que tan solo deberían gestionar y engrandecer.
    Da igual si es un pueblo, una comarca, una capital, una región, ahora estadito autonómico, o la nacion, creen que la democracia, los votos, les confieren el poder de manejar lo que bajo su mando queda según les viene en gana.
    Una Nacion con 19 gobiernos y 17 administraciones no es mas que una enorme jaula de grillos al mejor estilo de la I y la II republicas, es inmanejable y sobre todo, es cara y absurda, quizá en el siglo XVI tuvieran su razon de ser, pero desde luego no la tiene en el Siglo XXI.
    El patrimonialismo de la clase politica, y no de ahora, ha destruido España vez tras vez.
    Hora es de que se hagan leyes que impidan que los politicos consideren España como su finca particular, ni durante cuatro años ni durante media hora.
    De los partidos politicos ni hablo, sencillamente son una fuente de ingresos y poder que en nada ayudan al vivir diario de los españoles. Viven al margen y tienen sus leyes y su moral y etica propias que los aleja del resto de los españoles.
    En España son una lacra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *