Enrique Calvet Chambon: ‘El presente Estado autonómico, es ingobernable’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Enrique Calvet Chambon (@EnriqueCalvet), presidente fundador de ULIS y ex eurodiputado.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,    YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: ¿Qué es ULIS?

EC: ULIS empezó como Asociación y tengo la intención de convertirla en Partido Político este año para hacer un máximo esfuerzo para que España vuelva a ser una unidad política de ciudadanos unidos, libres, iguales (ontológicamente) y solidarios.

JMF: Y, ¿cuándo das este paso adelante?

EC: La pandemia y circunstancias en los escasos recursos han hecho que se retrasara el «lanzamiento» que será primero por web. Hay que jugar con las elecciones llamadas catalanas (y llamadas democráticas) y el tiempo que llevan los trámites administrativos. El objetivo son elecciones en 2023 y 2024. En el primer trimestre de 2021 seguro.

JMF: Me has especificado ciudadanos iguales pero ontológicamente… ¿Por qué acotas el término iguales?

EC: En cuanto a lo de ontológicamente quiere subrayar que se trata de la igualdad como ciudadanos en derechos y obligaciones, en la erradicación de ciudadanos de primera, segunda, tercera, etc… No hablo de una igualdad material ni, evidentemente, «pol potiana», sino democrática. Otra cosa que debemos subrayar es que los cuatro pilares deben promoverse equilibradamente y a la vez. Por ejemplo, una sociedad libre sin solidaridad es profundamente injusta y combatible.

JMF: Pero ‘ciudadanos unidos, libres, iguales (ontológicamente) y solidarios’ si bien es magnifico suena a utopía. ¿Es posible?

EC: Hombre, la sociedad perfecta es una utopía siempre, y más cuando hablamos de 47 millones de habitantes. La política (la seria y de verdad, no la politiquería partidaria) es una dinámica hacia objetivos siempre utópicos. Lo que quiere ULIS es empezar a (re)construir una España que pretenda ser de ciudadanos (y no de territorios) cada vez más libres, iguales y solidarios, (re)instalar esa dinámica y esos valores y convicciones, porque actualmente la dinámica es justo la contraria. Lo primero será invertir la dinámica actual, de la que son autores o cómplices todos los Partidos con Gobierno del panorama actual, más los totalitarios separatistas o filo terroristas.

JMF: Llevas tiempo diciendo que España es hoy, y hace ya un tiempo, un ‘estado fallido’. ¿Por qué es fallido?

EC: Independientemente del aspecto provocador y maximalista que tenga usar esa expresión en circunstancias orales, básicamente porque en determinadas regiones no se aplica plenamente el Estado de Derecho, según que temas, porque no hay (suficiente) seguridad jurídica, la DEPENDENCIA partidista del sistema judicial es exagerada, inmensa, la educación es un arma de destrucción masiva de ciudadanía democrática y España, por moor del presente Estado autonómico, es ingobernable. Hasta en estado de emergencia colosal.

JMF: ¿La ves peor que a nuestros colegas de la UE como por ejemplo Grecia, Italia e incluso Francia?

EC: Sin ningún lugar a dudas. España no tiene un problema de gestión, que también, España tiene un problema cultural y, sobre todo, existencial. Los otros países que me citas no lo tienen. España es la única Nación que ya existe muy poco y que puede, posibilidad real, desaparecer como Yugoslavia. En España se han machacado los valores (no los procedimientos) democráticos. Por ejemplo la Ley Celaá o este mismo Gobierno tienen muy poco de democrático y los ciudadanos no lo perciben. España debe preguntarse a qué se debe que sea el número uno del pelotón de los torpes en casi todo y buscar las explicaciones en lo radical, en la esencia, no en la lucha Partidocrática ni en las anécdotas ni en la coyuntura. Por ejemplo es una tragedia para los ciudadanos españoles que el centro izquierda o el social-liberalismo hayan desaparecido totalmente de la oferta electoral.

JMF: PSOE, ¿no es centro izquierda?

EC: Este PSOE de ahora, ni por asomo. Lo fue, sin duda, con aciertos y torpezas hasta la llegada de Zapatero. Yo milité en él 27 años, muchos con satisfacción pese a las torpezas que denunciaba. Pero ahora es una máquina de aferrarse a puestos de mando (no siempre con poder) y poltronas, sacrificando muchos valores irrenunciables del centro izquierda y adoptando valores demagógico-populistas, separatistas, desigualitarios, totalitarios por cálculo de puestos a mantener cuanto más mejor. Esos valores son opuestos al centro izquierda, el propio Felipe Gonzalez ha manifestado que ahora está huérfano, que no tiene a quién votar. El centro izquierda, por ejemplo, no va con Bildu ni al paraíso, lo ilegaliza.

JMF: Militaste también en UPyD y en C’s, ¿ves a Ciudadanos desaparecer como UPyD?

EC: Con más deshonra.

JMF: ¿Deshonra por?

EC: Su volatilidad de convicciones, su renuncia a ejercer responsabilidades claves frente al separatismo y al totalitarismo, su conversión en un Partido oportunista para satisfacción de los que buscan empleo a nivel personal y la complicidad ridiculizada con aspectos destructivos de este Gobierno no quedan muy nobles… Del nivel de sus líderes ni hablemos.

JMF: ¿A qué achacas estas desapariciones? Algo en común?

EC: ¿UPyD y C´s?

JMF: Sí, en su caída…

EC: En mi opinión tienen poco en común. UPyD aunque perdió una radicalidad necesaria al final, lamentablemente, no fue volátil y nunca se vendió. (Varios de sus líderes sí, pero no la marca). UPyD es la desaparición de una Organización que no fue un Partido nunca, sino una propiedad privada de un par de vascos que supieron hacer mucho bien a España pero, incapaces de formar un Partido, perdieron el norte y centraron la dinámica de UPyD al servicio de un sectarismo personal. Los vascos decían no queremos un Partido de militantes, sino de votantes. De votantes a ellos. Eso reventó a la primera. Macron aprendió de ello e invierte mucho en crear una gran base social.

JMF: ¿Fue C’s un partido?

EC: Yo creo que ha sido varios, según sople el viento. El que gana las elecciones «catalanas» la última vez es uno. Es que desperdicia deshonrosamente esa victoria, otro.

JMF: Mil gracias Enrique y mucho ánimo, tu utopía es necesaria. Un abrazo.

EC: Lo necesario es que los ciudadanos despierten y ULIS, de entrada , pretende ayudarles a comprender y ver la gravedad del problema, y que ellos son los que deben aupar las soluciones, de centro izquierda mejor… Gracias a tí feliz año… lo que se pueda.


1 comentario en “Enrique Calvet Chambon: ‘El presente Estado autonómico, es ingobernable’

  1. No hay nada que hacer y menos bajo esas premisas
    Para sacar España adelante ya no basta con un partido lleno de buenas ideas que pretende devolver España a no sé que situación anterior¿a qué? llena de grandes principios democráticos que si se mira con frialdad resulta que nunca existieron ni siquiera en la Constitución.
    La España autonómica se hizo con un propósito y ese propósito por fin se ha instalado en la sociedad, rompiendo por la base la sociedad y enfrentando a los españoles por todo, desde el idioma al agua, pasando por la amañada historia y terminando en ese batiburrillo que llaman Nación de Naciones o Republica federada de las tierras ibéricas.
    Este nuevo partido hubiera sido una buena aportación hace 20 años, ahora es sencillamente una idea que no cuajara, y no se hará realidad porque en este momento hay tres Españas, la amorfa que se deja llevar y traer por el nuevo comunismo, la España comunista que instalada en el poder pretende hacer de la Nación un predio marxista y la España que se niega a tragar y se enfrenta decididamente a los propósitos del comunismo intentando que la España amorfa tome conciencia de su propia destrucción.
    Todo apunta a que al final la situación se radicalizara, ya que ese enfrentamiento se está buscando desde el poder y tendremos un problema a corto plazo, más o menos, sospecho, que en cuanto el gobierno decida la demolición del Valle de los Caídos.
    Si falla VOX como aglutinante democrático de los afanes de la auténtica derecha española, habrá más que palabras, porque dicho sector social, que es amplísimo, estallara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *