Juan Pablo Hervella: ‘El votante del PSC es en su gran mayoría constitucionalista’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Juan Pablo Hervella, licenciado en derecho y ade en ICADE y consultor de profesión, Secretario General de ‘Catalunya Peuple D’Espagne’.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,        YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: ¿El separatismo sigue vivo? ¿Cómo va vuestra lucha?

JPH: El separatismo sigue vivo, indudablemente, y seguirá vivo muchos años, tanto en Cataluña como en otras regiones españolas. Lo que se podría discutir es si su cenit ha pasado ya, o si empieza a entrar en una etapa de degeneración y pérdida de su hegemonía; yo soy más bien de ésa opinión. En cuanto a nuestra lucha y ciñéndome a nuestra asociación, creo que va bastante bien teniendo en cuenta los medios de que disponemos; pero evidentemente se lucha en un terreno que todavía está a favor del separatismo. Aunque hay que felicitarse de que haya una resistencia activa, que todavía ha de evolucionar y producir muchos frutos, resistencia que quizás hace unos años sí era verdaderamente minoritaria.

JMF: ¿Seguís primando la acción exterior?

JPH: Sobre el papel, la acción exterior y la interna están equilibradas. No obstante, somos una asociación de derecho Suizo con grupos muy activos en Suiza y Francia, donde también estamos empleando muchas energías desde hace tiempo. Se podría decir que sí, aunque para nosotros Cataluña es indiscutiblemente la referencia.

JMF: ¿Sigue el separatismo ganando su batalla en el exterior?

JPH: Creo que ahí, sí me puedo permitir un tono optimista, Josep Mª. Queda todavía mucho por hacer, pero creo que las cosas están cambiando, y el hecho de que el problema se haya expandido a Francia no tiene una importancia menor; tampoco el que se hayan podido conocer muchos pormenores que rodearon el 1-O o la terrible corrupción convergente. Sin embargo, las cabezas de la hidra volverán a crecer, mientras sigan disponiendo del presupuesto, y éste no se controle cuando se aplique en gastos como la política exterior.

JMF: Antes el separatismo tenia planes de actuación fuera pero el gobierno español no y solo estabais unos pocos para enfrentarle. ¿Sigue siendo así?

JPH: Creo la situación ha cambiado, pero no lo suficiente; la explicación que yo encuentro es que no hay una voluntad política real, puesto que el separatismo es socio en muchos ámbitos y nunca se ha descartado la posibilidad de recurrir a él. Lo que quizás sí haya cambiado es la actitud de los socios exteriores del separatismo, empiezan a verles como lo que son, un compañero de viaje incómodo y problemático; y eso es muy perjudicial para el etno-separatismo, aunque pague bien.

JMF: Por tu formación, ¿cómo ves la evolución de la economía en Cataluña?

JPH: Creo que es indiscutible que el Proceso independentista y todo lo que conlleva, como el hiperdesarrollo de la Administración Autonómica y entes vinculados, ha sido muy perjudicial para la economía catalana. Cataluña y el Área Metropolitana de Barcelona tienen muchas fortalezas y venían de una posición muy elevada, no se debería menospreciar nunca lo que se puede llegar a caer. Un ejemplo, la poca repercusión que tuvo el que la Agencia Europea del Medicamento no se instalara en Barcelona, más teniendo en cuenta la larga tradición catalana en lo que respecta a la empresa farmacéutica.

JMF: ¿A qué achacas que no se consiguiera esta Agencia Europea para Barcelona?

JPH: No he estudiado el tema en profundidad, pero cuando esto sucede es porque ha habido una mala actuación conjunta de las administraciones públicas implicadas. Conocemos las actuaciones de la Sra. Colau en casos parecidos, y deja bastante que desear; a nivel autonómico tuvimos una Administración que se pasó los dos años anteriores a la designación de la sede, preparando un golpe de estado separatista. Son malos mimbres ésos. Más aún si tenemos en cuenta que el Sr. Rajoy, por entonces Presidente del Gobierno de España, no se desvivió precisamente por lo que sucedía en Cataluña, hasta que no tuvo otra opción, claro.

JMF: ¿Siguen huyendo empresas de Cataluña?

JPH: En el momento actual estamos atravesando una situación tan falta de precedente y tan potencialmente devastadora como es la pandemia del Covid-19, que no sería fácil aislar los efectos de la mala gestión política. Ahora bien, a mi modo de ver, la comparaciones son odiosas y Madrid está haciendo una gestión mucho más benigna para las empresas y trabajadores también en este contexto. Cuando la crisis termine, con mucha seguridad las inercias que veíamos en las dos regiones españolas se habrán reforzado. Es decir, probablemente veremos una Madrid que se seguirá consolidando como la locomotora económica de España y una Cataluña con cada vez más dificultades. Y que conste que no lo digo con alegría, a nivel personal me encantaría volver a vivir en Barcelona.

JMF: Pero, ¿por qué se van?

JPH: Bueno, hay muchos factores: desarrollo exagerado de las administraciones y empresas público-privadas, cada una de ellas con una voluntad de cierto protagonismo, inseguridad jurídica, criminalidad en alza, efecto arrastre por la marcha de socios o competidores, comparación con otros lugares, tanto en España como en Europa… Aún así, en Barcelona y Cataluña sigue habiendo proyectos interesantes, pero empieza a verse que por desgracia, la posibilidad de convertirse en un «Segundo Nápoles» es tan cierta como la de ser la «Dinamarca del Sur”.

JMF: ¿Segundo Nápoles o Dinamarca del Sur?

JPH: Era una exageración y una burla sobre esa comparación supremacista y cursi que los convergentes gustaban de hacerse con Holanda, o Dinamarca,… todo muy nórdico. Tampoco pienso que la comparación con Nápoles o Sicilia sea totalmente acertada, cada persona y cada región tienen su propia vía de decadencia…

JMF: ¿Cómo ves la situación actual en Cataluña?

JPH: No soy totalmente pesimista; diría que empieza a cundir un hartazgo sensible con la «Vía Puigdemont», lo cual es mucho decir, también diría que se están produciendo cambios importantes en la mentalidad respecto a algunas cuestiones trascendentes, como por ejemplo la idoneidad de la normalización lingüística en una sola lengua, y sí, lo creo a pesar de la Ley Celáa y lo que ésta significa. Dicho esto, sigue habiendo muchos motivos de preocupación para los constitucionalistas en Cataluña, a los que habría que añadir una crisis económica atroz que ya se empieza a desplegar, pero de la que por desgracia aún hemos visto poco. En definitiva, nos espera sin duda una época de crisis y oportunidad, tanto en Cataluña, como en el conjunto de España y Europa, y eso provoca que el desenlace a la presente situación, sea abierto. No sé si te he respondido…

JMF: Hay unas elecciones en ciernes, ¿qué pasará?

JPH: Probablemente quedará un Parlament aún más dividido que el anterior y con más dificultades para hacer una gestión orientada a los ciudadanos, pero son unas elecciones interesantes. Si el voto separatista de derechas se fracciona entre el PDCat y la marca de Puigdemont, lo que es posible dados los recientes resultados judiciales, el resultado global para el constitucionalismo puede ser mejor de lo que esperamos.

JMF: ¿Mayoría constitucionalista?

JPH: Eso es mucho decir, Josep Mª, ojalá! Pero el problema es que dentro de lo que podemos llamar constitucionalismo hay diferencias grandes, mayores de las que existen en el lado separatista, hecho que les ha permitido gobernar durante los últimos años. Si el PSC ganara con cierta claridad, quizás sí que podría aspirar a gobernar en solitario con la abstención de todos los demás, pero hay que tener en cuenta que se necesitaría la abstención conjunta de los ‘Comuns’ y Vox, (entre otros), o la abstención de Vox a un Gobierno con los ‘Comuns’. No es sencillo que se dé eso…, aunque tampoco es imposible. Ahora bien, para que esto se dé, es imprescindible que JxCat se mueva al menos en rangos similares a los de generales, 12%-14% del voto.

JMF: Para ti el PSC es constitucionalista?

JPH: El votante del PSC es en su gran mayoría constitucionalista, y creo que esto debemos tenerlo en cuenta; aunque sea un partido que con mucha frecuencia se alinea con el nacionalismo. Este hecho es importante, porque si el PSC vuelve al poder, y comete los mismos errores que cometió el tripartito, se abrirá sin duda la posibilidad de un nuevo momento político como en el que se originó Ciudadanos. Además, todo apunta a que en esta ocasión es el partido del conjunto de España que va a estar más arriba, Cs no bajará tanto como en las generales, pero bajará mucho; y Vox crecerá, pero su techo en Cataluña aún es una incógnita.

JMF: Gracias Juan Pablo, veremos y estamos en contacto, un abrazo.

JPH: A tí Josep Mª, un fuerte abrazo y buen fin de semana!


1 comentario en “Juan Pablo Hervella: ‘El votante del PSC es en su gran mayoría constitucionalista’

  1. ¿Qué quiere decir que alguien es» Constitucionalista»?
    ¿Que se deja esquilmar por el estado de las autonomías con una sonrisa?
    ¿Qué defiende un sistema político que ha arruinado España destruyendo su unidad nacional’
    ¿Qué apoya una constitución que ha llevado a España a una decadencia absoluta y que ha matado el sentido patrio que debe tener todo español?
    ¿Qué apoya la persecución del idioma español, de la religión española que es la católica, que apoya el aborto, la eutanasia y demás guarrerias, incluidas que ETA este sentada en el Congreso y que los separatistas esten a punto de vencer?
    Porque señores, ser constitucionalista es admitir que te van a dar matarile de forma legal en cualquier momento.
    Lo que hay que defender es España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *