Manuel Galán: ‘Los políticos se han constituido en un cártel que se niega a perder su control’


Conversación tranquila de @jmfrancas con Manuel Galán, @galan26. Presidente de Foro Séneca, @RegeneracionE, y promotor de la Revolución Serena.

.

Tuitter:@jmfrancas Webhttp://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.es,     YouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber Canal de Telegramhttps://t.me/joinchat/AAAAAE9v5rySdN0b09ak1Q

JMF: ¿Qué es la revolución serena?

MG: Un vehículo para incorporar a los españoles conscientes a dirigir la evolución de España. Suena grandilocuente pero solo suena así porque nos hemos acostumbrado a dejar nuestro futuro en manos de unos pocos desalmados.

JMF: ¿Qué tipo de vehículo?

MG: Un vehículo adaptado a la realidad de 2021. Basado en la participación y en la colaboración inmediata a través de medios digitales.

JMF: Suena a partido político más bien…

MG: Suena a partido político porque nos hemos acostumbrado a que solo los partidos políticos dirijan nuestro rumbo pero no lo es. De hechola intención es que la Sociedad Civil participe, sin miedo ni prejuicios, en construir el futuro. La intención, de hecho, es incomodar a los partidos políticos. No está en nuestros objetivos ser un partido. Yo vengo del mundo de la empresa y el símil más próximo es el que los accionistas, los dueños, tomen su lugar y ordenen a los ejecutivos, los administradores, los políticos, qué deben hacer y cuales son las prioridades. Ya sé que esto suena raro hoy pero solo por la hipertrofia de poder que hemos permitido a los partidos.

JMF: Pero un Estado no funciona así. El canal de participación política son los partidos que es verdad que en España han trasformado nuestra democracia en partitocracia, pero tambien es verdad que tienen la sartén por el mango… ¿Cómo resuelves eso?

MG: Los partidos estan en su zona de confort sin tener a nadie de la Sociedad Civil que les exija y les controle. Un Estado, hasta ahora no funciona así. No pretendemos acabar con los partidos sino devolverlos a su lugar. No cabe duda que luchar contra la partitocracia no es nada fácil pero es imprescindible.

JMF: En teoria el control lo hacemos cuando les votamos…

MG: El voto no es la única forma de influir en la política. Algunos, las élites, tenemos otra formas de influir en la dirección de la política. Los partidos han ocupado parcelas que hay que recuperar. La opinión, hoy monopolizada por medios manejados por los partidos. es un medio que deberemos usar. No es fácil pero hay que empezar en algún momento. Por eso queremos hacerlo desde una posición asertiva y propositiva, no reactiva. Si jugamos a la reacción a sus movimientos es como jugar al ajedrez con negras. La mayor arma de los partidos hoy es confundir a los ciudadanos con la visión de derecha e izquierda. Es su lenguaje, no el de la sociedad civil, a los ciudadanos ese juego no nos interesa.

JMF: ¿Has hablado de elites?, ¿qué elites?

MG: Hay un 10%, o un 5%, de los españoles que somos objetivamente élites. Tenemos mejor formación, tenemos experiencias importantes. hemos tenido la oportunidad de aprender de personas muy formadas e inteligentes, tenemos un poder adquisitivo que nos permite dedicar tiempo a pensar y a actuar. Otros no tienen esa capacidad. Los que la tenemos, los que pertenecemos a esa élite, tenemos una responsabilidad superior en la marcha de los asuntos comunes y, desde esa responsabilidad, podemos hacer dos cosas, arrugarnos, asustarnos y pensar en el golf y en los yates o, además de disfrutar de lo que tenemos, asumir nuestro papel, sacudirnos los miedos y los complejos y trabajar para construir un futuro mejor para nuestros vecinos. Así ha sido siempre. Es importante decirle a los miembros de esa élite que no quieran aportar su esfuerzo que están en su derecho, que pueden ser geocéntricos pero que hay otra parte de esa élite que si está dispuesta a comprometerse.

JMF: Tambien me has hablado de usar la ‘opinión’. ¿Te refieres a la opinión publica?

MG: Sí. Me refiero a la opinión pública. Me refiero a acostumbrarnos a hablar, o responder, argumentando en favor de la sociedad y no haciendo el juego a una parte de los políticos o a la otra parte.

JMF: Sin duda calladitos no hacemos nada pero, ¿qué propones?

MG: Lo primero hacernos conscientes de la existencia, como dice Gay de Liébana, de una industria política y, a partir de esa consciencia trabajar en propuestas concretas para cambiar la forma y el fondo de las decisiones políticas. Ya te conté en una entrevista anterior que organizamos nuestro trabajo en 5 ejes: El primero, recuperar el poder, tiene que ver con las formas. Estamos construyendo análisis y propuestas concretas que ayuden a detectar la hipertrofia de la partitocracia y a proponer tratamientos de quimioterapia que reduzcan la virulencia del tumor. Racionalización de Gasto Público, conocimiento de la eficiencia de esos gastos, cambios en el sistema electoral, etc. Los otros 4 ejes se enfocan más en el fondo. En los cambios necesarios para dar a España un rumbo diferente. España está en una situación objetivamente difícil. Ningún partido, ninguno, está proponiendo cambios de rumbo reales reales. Es lógico, no es honesto pero es lógico, que ellos pongan en primera prioridad su beneficio, su poder y su dinero. Por eso es imprescindible que la Sociedad Civil influya desde una posición no partitocrática.

JMF: La Revolución Serena, ¿tambien la tenéis organizada por objetivos?

MG: Sí. Somos empresarios, no podemos evitar el enfoque pragmático por objetivos.

JMF: Y, ¿cuales son?

MG: El primero es del que he hablado hasta ahora: Recuperar el poder. El segundo es Liberar a los Emprendedores; hacer viables las iniciativas económicas y sociales de los ciudadanos. España esta concebida como un ecosistema que hace casi imposible sacar adelante iniciativas de los ciudadanos. Está organizada para facilitar las iniciativas de arriba a abajo (Top down, diría un anglosajón) evitando que vivan los movimientos de abajo a arriba (Botom Up) esa realidad, visible en cada rincón de nuestra administración, es la causa profunda de nuestro retraso económico y social en comparación con nuestros vecinos. El tercero es revolucionar la tecnología de la administración para reducir su poder y su coste. Los políticos son conscientes de que la introducción de tecnologías avanzadas en la administración les dificulta su control de todo. Los banqueros también preferirían no usar esa tecnología y disfrutar de sus beneficios con poder y sin control pero no pueden porque hay un concepto básico que se lo impide, la competencia. Pero los políticos se han constituido en un cártel que se niega a perder su control. El cuarto es orientar la educación y la investigación al beneficio de los ciudadanos y no al de los educadores o los investigadores. Y, el quinto, es alinear el desarrollo económico con el desarrollo del Arte y la Cultura.

JMF: ¿Cómo aglutinaréis a gente para cubrir estos objetivos tan loables?

MG: Con medios del siglo XXI. Con digitalización, con participación. Estamos poniendo en marcha una plataforma digital para facilitar la aportación de muchos ciudadanos a convertir estos objetivos en acciones concretas, estructurándolos en proyectos y en tareas de las que se puedan responsabilizar personas que se unan a nosotros.

JMF: Quien quiera participar en esta ‘revolución’, ¿qué debe hacer?

MG: Acceder a la plataforma,  www.revolucionserena.org/, elegir la parte, o partes, del proyecto en las que quiera participar y aportar. Aportarnos opiniones, ideas, documentación, información, etc.

JMF: Mil gracias Manuel, ojalá mucha gente se añada a vuestro proyecto y salgamos pronto y bien del desastre al que nos han llevado. Un abrazo.

MG: Ojalá. Un placer, gracias y a tu disposición. Un abrazo.


1 comentario en “Manuel Galán: ‘Los políticos se han constituido en un cártel que se niega a perder su control’

  1. No soy de la» élite» ni tan inteligente ni tan preparada, pero se distinguir de qué pie cojea éste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *