Duelo de togas


1c9cffa859d7e65bfa419b509ffdd1e8

El hecho es de lo más conocido, dada la alta velocidad de la justicia en España y la falta de casos -somos un país de los más ejemplar- dos jueces de instrucción llevan ya casi un mes peleándose por la misma causa.

Primero fue el Juez Ruz, instructor del caso Gürtel, el que abrió como pieza separada la instrucción del caso Bárcenas. Poco después y a raíz de una denuncia interpuesta por Izquierda Unida el Juez Gómez Bermúdez se apuntó al carro abriendo una instrucción sobre los papeles de Bárcenas. A partir de ahí, Ruz ha acelerado el procedimiento y Gómez Bermúdez ha citado a todo bicho viviente y le ha dedicado unas lindezas al que es su compañero en la Audiencia Nacional.

El duelo, al que algunos han llamado sainete y otros muchos esperpento, parece que toca a su fin. Después del fuego cruzado de escritos y declaraciones y del hecho kafkiano de haber citado ambos jueces a Bárcenas el mismo día, Gómez Bermudez instó ayer tarde conflicto de competencias a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. A partir de ahí, la Sala resolverá, oídas las partes, y cuestión resuelta, solo habremos estado mareando la perdiz un mes.

Lo curioso del caso es que los entornos del PSOE prefieren abiertamente que sea Gómez Bermúdez el que se lleve el gato al agua, mientras que por contra los ambientes de PP suplican por Ruz. Ya tenemos otra vez la política en la justicia. Me alegra visualizar el celo profesional de tan ilustres magistrados que no han dudado en hacer el ridículo, sin duda, en aras de agilizar la justicia y de limpiar la podredumbre que asola al país. Ya sé que algunas mentes retorcidas ven en la intromisión de Bermúdez una intención más que nada mediática y de poner al PP tieso, pero no siempre la realidad es lo que parece, a veces es mucho peor.

 


2 pensamientos en “Duelo de togas

  1. El juez Bermúdez es como Garzón, un personaje ridículo, parcial, falto de escrúpulos, egocentrista, dispuesto a cumplir órdenes de los socialistas e IU como lo hizo en el 11-M. Un nuevo juez estrella, como Garzón

  2. Es que….
    Hay que ser comprensivos, Sr. Francàs,.
    El ppbrecito Gómez Bermúdez llevaba ya mucho tiempo sin su dosis de portada de “El País”. Eso, en un “puñetero togado” de su alcurnia, después haber sido portada de periódicos , telediarios y “partes” de la radio, a consecuencia de haber presidido el “Retablillo de los Milagros” en que se convirtió el tribunal que ¿juzgó? el 11-M produce estos efectos perniciosos.
    Porque no me negará usted que en el transcurso de la opereta, que sería bufa de no mediar 193 asesinatos premeditados, más otros más de 1.800 lesionados de distinta gravedad, más los estragos, y los daños sufridos por particulares y entidades oficiales, no vimos de todo:
    – Autores, a los que nadie había visto vivo, sólo restos cadavéricos, tras la “demolición controlada” del piso franco de la policía, en el que no se encontraron ni rastro de la sangre, ni huellas dactilares en interruptores, puertas, paredes, lámparas, ¡nada! Solamente en un Corán, un un permiso de conducir “artísticamente quemado” como obra de “Manualidades de 5º de Primaria”, para “producir” un documento antiguo y envejecido, del que sólo se salvan la foto y el nombre del interesado; todos objetos que podían haber sido llevados allí, como de hecho se llevaron al Skoda Fabia de Leganés.
    Una furgoneta Kangoo, en la que ni la inspección ocular de los guías caninos, ni la olfativa de los perros desvela nada reseñable, pero que, en Canillas, después de estar desaparecida ¡UNA HORA!, aparece llena de los detonadores y restos de explosivos que aparecerían en las “bolchilas”, especialmente en la de Vallecas, porque las otras dos, fueron destruidas a propósito en las estaciones donde aparecieron, para afianzar la versión oficial.
    Una pericial que da al traste con la versión de la Goma-2 ¡y vale ya!, descubriendo lo que todos habían confesado al principio: Titadine, con cordón detonante. ASí se lo manifestaron a Garzón esa misma mañana, cuando el sujeto aún no sabía el rumbo que tomaría el asunto, claro; después, amnesia, no podía recordar al tedax que se lo dijo. Así se lo dijeron al Ministro del Interior y según los intervinientes, a eso era a lo que olía en las estaciones, porque cada explosivo tiene su olor, claro.
    Y el milagro más portentoso de todos: cuando se descubre el titadine en la escuálida muestra que por exceso de confianza en el lavado con agua y acetona hicieron llegar a los peritos imparciales, que lo descubren en un análisis rutinario de cromatografía…. ¡ZAS! Se va la luz. y no se puede grabar quienes entran o salen de la sala donde se custodian las muestras y se realizan las pericias. ¡Milagro! Sí, de Lucifer.
    Eso, por no hablar de la milagrosa foto de radar, hecha con la máquina del tiempo, que retrocedió OCHO AÑOS, hasta el también bisiesto 1996, para poder mostrar la fecha 29-02, en cuya foto no hay ni rastro de la nieve que esos días mantuvo cerradas más de la mitad de las carreteras por intensas nevadas entre el 28 y el mismo 29 de febrero de 2004. Bueno, pues en el cruce de Quintanaortuño, no la hay ni las zonas de umbría de los edificios y carreteras. Y la foto, hecha como ya digo en la máquina del tiempo, pues en 2004, los aparatos de radar de la Guardia Civil de Tráfico operaban con cámara digital, que incorporaba el momento preciso, de su toma, así como el dato de ubicación del radar, introducido por el operador al comenzar el servicio. elementos que faltan en el de la foto aportada por la policía, que no tiene sentido, pues SI SE PAGA LA SANCIÓN EN EL ACTO, como se alegó por los guardias civiles supuestamente denunciantes, NO ENVÍAN FOTO A CASA.
    ¿EXISTIERON ESAS SUPUESTAS MULTAS? ¡HASTA TRES!
    Entre nosotros, y aprovechando que no nos escucha nadie…, pa’ mí que no.
    Y la bajada de pantalones con la entrega de la copia del vídeo de la pericial, y de la deducción de testimonio para que cuantos habían mentido en el juicio desfilaran “Caminito de Jerez”.
    Créame, Sr. Francàs, tanto milagro crea una situación de estrés sin la que se hace difícil vivir después, Es insoportable, Por eso pela por una portada de telediario, como el pobre “yonqui”, por un “peluco” para empeñar y acudir a los suburbios chabolistas en busca de su droga. Síndrome de abstinencia.
    Tiene síndrome de abstinencia del olor a tinta impresa en torno a su nombre, en portada del panfleto oficial de “Este País”, “El País”, por antonomasia,
    El “Pís” para los amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *