Cordón sanitario

Tuitter:@jmfrancas Webhttps://sinpostureo.com bloghttp://www.noentiendonada.esYouTubehttps://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

Tengo que reconocer que muchas veces me cuesta descubrir vida inteligente en las declaraciones, y más en los argumentos, de nuestros políticos. Ya se que ser inteligente no es un criterio de selección para ingresar en esta actividad pública ya que, por mucho que les pese, los criterios positivos son traer votos propios, aportar económicamente o tener un amigo bien situado que te reclame, y el único negativo para que te veten es no ser dócil para obedecer y crear problemas. Digo esto por qué cada vez que me hablan de boicots o de cordones sanitarios, no acierto a ver lo racional de la propuesta. Ahora el que está en la palestra es el cordón sanitario a VOX, la tercera fuerza, en la Mesa de Congreso. Ningunear a la representación de casi tres millones setecientos mil españoles en nombre de la democracia, me causa desconcierto. Si a esto le añadimos las razones, el desconcierto pasa a perplejidad. El gran argumento es que no son democráticos por que se salen de la Constitución… Esto por boca de Podemos, por ejemplo, a los que incluso recientemente Alfonso Guerra ha dicho que no son democráticos y que ellos mismos quieren acabar con el régimen del 78, da risa o pena según se mire. Si el que argumenta es el PSOE y lo dice por que VOX quiere revertir las autonomías, lo cual me parece un error por imposible, se podrán embridar, pero suprimir…; siendo el partido socialista el que apuesta por un estado federal, que no cabe en la Constitución, el que recrimina al que quiere un estado central, que tampoco cabe, y lo que es peor, dado que hay que suponer que el PSOE, igual que VOX, lo pretenden modificando la Carta Magna por las vías que ella misma establece, ¿cómo no enrojecen de vergüenza al pactar con partidos que ya han intentado y siguen queriendo cargarse la Constitución por las bravas, por cuyos hechos incluso han sido condenados por el Tribunal Supremo? Visto así y con este único argumento, hay más, comprenderán que se me haga evidente que o son pura manipulación o su intelecto les falla.

Por cierto para mayor ridiculez del socialismo español el Parlamento Europeo acaba de nombrar vicepresidenta de la Comisión de Agricultura a una diputada de VOX, a pesar de las numerosas zancadillas que desde el PSOE han puesto a tal nombramiento, por no considerar a VOX de ultraderecha.

No entiendo nada. ¿A VOX, cordón y a Podemos e independentistas, abrazos? ¿Alguien me lo explica?

Fútbol y elecciones

alejo-vidal-quadras-ld-1

Todos sabemos que además de la liga española de fútbol, que acabó ayer, existe la liga europea que finalizará el próximo sábado en Lisboa donde se enfrentarán el Real Madrid, campeón de la copa de este año, y el Atlético de Madrid, flamante campeón de la liga  patria. El fútbol español está de moda y no digo lo de español con ninguna aviesa mala intención sobre mi Barça que, a falta de una profunda reconversión, está en otra cosa. También hay, dentro de nada, elecciones europeas y hoy es el último día para publicar encuestas, que no para hacerlas. Una vez más los poderes públicos se ponen de acuerdo para vetar la información al ciudadano y no la suya.

La verdad es que de los muchos sondeos publicados se pueden concluir bien pocas cosas: La abstención será de órdago; el PP en bajada, ganará por poco al PSOE que sigue cayendo; los partidos pequeños o nuevos tienen la oportunidad de sacar diputados y por tanto de aumentar su representación o de estar presentes por primera vez en el foro europeo.

No entiendo nada. Son muchas las personas que quieren castigar al PP y al PSOE por no cumplir con ellos. ¿No se dan cuenta de que absteniéndose no les castigan apenas? Si solo cien personas votaran en estas elecciones con los porcentajes habituales, el PP y el PSOE seguirían como estaban pero, ¿qué pasaría si las casi sesenta, de los cien, que piensan quedarse en casa votaran a al partido de los pequeños que más se acerca a su pensamiento? Internamente al PP y al PSOE no les preocupa nada la abstención, su preocupación está en que el castigo de sus antiguos votantes sea votar a IU, UPyD, C’s , RED o VOX. ¿Se imaginan lo que supondría que entre todos los demás superaran el 50%? Si ocurriera esto, ¿cambiarían el PP y el PSOE, y, en vez de usarnos como rehenes, nos verían como dueños reales de nuestros votos? ¿Alguien me lo explica?

Mayor Oreja: me quedo

 mayor oreja

Pocas horas después de que Vidal-Quadras notificara su baja al PP y su ingreso en VOX, Mayor Oreja daba a conocer su voluntad de no encabezar la lista del PP a las elecciones europeas, aunque seguirá militando en el partido de Rajoy.

No es por cansancio ni es por ganas de vivir la vida, es porque Mayor está en total desacuerdo con la política antiterrorista de Rajoy, con su manera de combatir al secesionismo catalán, y vasco y sus más que medias tintas acerca del compromiso de este PP con la vida y en contra del aborto. Motivos muy parecidos a los de Vidal-Quadras aunque Mayor Oreja seguirá en el PP. Lo que es un segundo rejón a la política de Rajoy en pocas horas, se ha convertido en la alegría y agarradero de la tarde, tal como expresó Rajoy respirando aliviado al ser preguntado por el tema: “sigue con nosotros”.

De las divergencias ni media palabra. ¿No importan nada? No entiendo nada, lo importante es estar aunque no coincidas en nada, que alguien me lo explique.

VOX, ¿flor de un día?

EL NUEVO PARTIDO DE ORTEGA LARA ASEGURA QUE NO BUSCA DAÑAR AL PP

Probablemente, aparte de la macroeconomía española que empieza a levantar cabeza, lo más interesante que está ocurriendo en nuestra piel de toro es la desubicación de los partidos políticos. Basta que en el horizonte aparezcan unas elecciones para que los tsunamis políticos hagan temblar las estructuras de nuestros bien acomodados partidos.

Existe el dogma, no se si infundado, de que España es de centro y más en concreto de centro izquierda. La estrategia del partido que gobierna para mantenerse en el poder suele ser olvidarse de los principios –planteamientos ideológicos y compromisos electorales- por los que le han votado, para posicionarse en este teórico caladero de votos de la centralidad, abandonando así su espacio propio y a todos aquellos que se sienten cómodos en él.

Al PSOE de Zapatero, cuando decidió autonomizarse y ‘discutir’ España, le salió UPyD. Ahora al PP de Rajoy, cuando ha asumido las tesis antioterroristas de Rubalcaba,  le sale VOX; y así andamos.  VOX es el PP de siempre, el PP de sus congresos y programa. Faltarles, llamarles de derecha extrema o simplemente despreciarles, es tirar piedras en el propio tejado. Lo que tiene que hacer el PP es mantener la mano tendida y la puerta abierta para que, pasados los tsunamis, vuelvan a la que, de natural, es su casa.